Mientras la pandemia causa estragos en casi todas las esferas económicas del planeta, Barcelona se anotó este lunes el ingreso de 72 millones de euros (más 10 millones en variables) por la venta del brasileño Arthur Melo a Juventus, convirtiéndose en la gran transferencia -por el momento- de un mercado de pases que se supone timorato.

El mediocampista, quien dejó grabado su recuerdo en los hinchas de Lanús con una excepcional actuación en las finales de la Copa Libertadores 2017 donde Gremio superó al conjunto granate, permanecerá en Barcelona hasta que concluyan las actuales Liga de España y Champions League.

En tanto, se espera la confirmación del acuerdo por la llegada a Barcelona del volante bosnio de Juventus Miralem Pjanic, como parte de la transferencia.

Arthur, de 23 años, llegó al Barcelona hace dos veranos procedente del Gremio de Porto Alegre a cambio de 31 millones de euros y unas variables de nueve millones más. Participó en 71 partidos y marcó cuatro goles en este período, donde el elenco culé obtuvo una Liga y una Supercopa.

La operación se enmarca en las necesidades económicas de Barcelona, que tiene una contabilidad muy dañada a causa de las pérdidas producidas por la crisis de la covid-19 que le impedirán cumplir con su presupuesto.

En un primer momento, Arthur, a quien se lo comparaba con Xavi Hernández, no deseaba abandonar Barcelona, pero la oferta económica de Juventus terminó por convencer al jugador, quien por beneficios impositivos que diferencian a Italia de España, podría duplicar y hasta triplicar lo que ganaba en el culé (tres millones de euros anuales).

Por su parte, Pjanic, de 30 años, y con pasos por el fútbol de Luxemburgo, Metz y Lyon de Francia, y Roma de Italia, llegó a Juventus en 2016. El volante nacido en la ex Yugoslavia lleva 171 partidos en la Vecchia Signora y 22 tantos. Aunque mediocampista central, se caracteriza por su buen pase y generación de juego, además de una considerable pegada.

Hasta el momento, el mercado de pases europeo se había sacudido sólamente por el pase del delantero de la Selección alemana Timo Wermer, desde Red Bull Leipzig a Chelsea de Inglaterra a cambio de 53 millones de euros.