La provincia de Santa Fe, a través de su dirección de Epidemiología, informó este lunes dos casos nuevos de coronavirus: uno en Venado Tuerto, contagiado por contacto directo, y otro en Ceres, cuyo nexo epidemiológico se encuentra en investigación.

Con estos, los contagios totales en el territorio santafesino ascienden a 419, mientras se estudian otros 279 pacientes, se han descartado 12.771 casos sospechosos, 256 personas ya se han recuperado y otras cuatro han fallecido desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano -en conferencia de prensa virtual- advirtió en la tarde del lunes que, a partir de ahora, “la pandemia va a evolucionar por brotes”, tal como se está observando en localidades como Venado Tuerto donde a partir de un caso índice hay quince contagios totales. En tal sentido, recordó la importancia de la consulta temprana al 0800 provincial ante la aparición de síntomas compatibles con coronavirus, para la detección precoz del caso índice y el adecuado desarrollo del “mapa de contactos”.

Al mismo tiempo, la funcionaria destacó el “comportamiento ejemplar” por parte de los santafesinos. Al respecto -además de los la baja tasa de contagios en comparación con otras zonas del país-, cabe destacar que “la tasa de mortalidad por coronavirus en la provincia es de apenas 0,95%, mientras que la nacional es del 2% y la mundial, del 5%”, según detalló la ministra.

Sin embargo, Martorano solicitó “no relajar” el respeto del espacio público ni las medidas de higiene y distanciamiento social “para poder seguir sosteniendo las actividades permitidas”, y recordó que -a partir del 1 de julio- “los encuentros afectivos van a quedar restringidos a los sábados y domingos”, siempre con no más de diez personas, y con uso de barbijo si entre los presentes hay personas mayores de 65 años.