La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, anunció este lunes por la noche que desde el 1° de julio las reuniones familiares y afectivas en la provincia sólo se podrán realizar los fines de semana.

Cabe recordar que hasta el momento estaban habilitadas durante toda la semana hasta las 23, siempre con no más de diez personas.

No obstante, en los últimos días, se registró un resurgimiento de casos en varios distritos del territorio que, incluso, implicaron localmente el retroceso de fases. A su vez, las autoridades coinciden en advertir que existe un relajamiento preocupante de los cuidados sanitarios.

La decisión final se adoptó después de una serie de consultas que el gobierno realizó con intendentes y presidentes comunales de la provincia.