Tiene 43 años y fue detenido el martes pasado tras un allanamiento en una vivienda de San Martín al 4300. En la casa le encontraron juguetes infantiles, pañales y gran cantidad de elementos de electrónica. Lo imputaron el sábado y quedó detenido por 90 días.

Un docente de una conocida iglesia evangélica, que tiene 43 años, fue imputado por tenencia y distribución de pornografía infantil. La jueza Paula Álvarez le dictó la prisión preventiva por el plazo de 90 días. El caso está a cargo de la fiscal Noelia Riccardi de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual y el imputado, que también está sospechado de abuso sexual, fue detenido el martes pasado en el marco de un allanamiento en su vivienda de San Martín al 3500.

Voceros relacionados al caso indicaron que la investigación comenzó tras una denuncia por pornografía infantil que se presentó en su contra el 20 de mayo pasado en la Comisaría de la Mujer.

En ese marco, el personal Área de Género de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) comenzó a realizar una serie de medidas por orden de la fiscal Noelia Riccardi.

En ese marco, el personal de la Agencia de investigación sobre Trata de Personas y Violencia de Género de la AIC determinó que el sospechoso, identificado como Andrés C., de 43 años, vivía solo ya que  estaba separado, y era un activo miembro de una conocida iglesia Evangélica y dictaba clases en una institución de dicha congregación.

El martes de la semana pasada, la fiscal Riccardi solicitó una orden de allanamiento que las investigadoras llevaron a cabo en la casa del sindicado en San Martín al 3500.

Ese día, el docente fue detenido y de su domicilio incautaron equipos informáticos, una notebook, celulares, un pen drive y CDs junto a juguetes infantiles, pañales, ropa interior femenina y documentación de interés en la causa.

También quedó incautado por orden de la Fiscalía, el vehículo Chevrolet Meriva del sospechoso, ampliaron los voceros relacionados a la causa.

El hombre quedó detenido e incomunicado hasta este sábado a las 8.30 cuando se realizó la audiencia imputativa presidida por la magistrada Álvarez.

En esa jornada, la fiscal acusó al docente por tenencia y distribución de pornografía infantil.

La jueza aceptó la imputación de la Fiscalía y le dictó la prisión por el plazo de 90 días mientras continúan las medidas investigativas, explicaron los voceros.