El gobernador del estado más poblado y rico de Australia dijo hoy que ya se registra “algo de estabilidad” en el número diario de nuevos casos de coronavirus en la ciudad de Melbourne, donde más de 300.000 residentes se preparan para una cuarentena total de un mes.

Melbourne, la segunda ciudad de Australia y la capital del estado de Victoria, en el sureste del país, registró 73 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, más que los 64 reportados ayer pero menos que los 75 del lunes, informaron hoy autoridades sanitarias.

El premier de Victoria, Daniel Andrews, dijo que era “halagüeño que haya algo de estabilidad en estos números”, informó la cadena BBC.

Agregó que una “concentración importante” de los nuevos casos se da en 36 zonas de la periferia y los suburbios de Melbourne, donde viven unas 300.000 personas, que serán puestas bajo cuarentena total un mes, desde mañana hasta el 29 de julio, tal como se había anunciado ayer.

Miles de funcionarios municipales realizaron más de 20.000 test en Melbourne desde ayer, yendo casa por casa en los suburbios señalados como focos del coronavirus.

En toda Victoria ya se realizaron más de 100.000 test en los últimos seis días.

Algunas de los contagios fueron propagadas por personal que estaba encargado de supervisar a viajeros que habían sido puestos en cuarentena por dos semanas en hoteles luego de llegar del extranjero.

Andrews dijo que un juez investigará “fallas inaceptables en el control de infecciones en los hoteles de las cuarentenas”.

El premier reiteró que durante las próximas dos semanas quedarán suspendidos los vuelos internacionales a Melbourne para ayudar a frenar la expansión del virus.

Australia, que había logrado controlar el coronavirus antes del rebrote en Melbourne y ha reanudado una gran parte de sus actividades económicas, registra ya más de 7.920 casos del nuevo coronavirus, incluyendo 104 fallecimientos.