Un hombre de 49 años ingresó esta madrugada al hospital de Emergencias Clemente Álvarez. Hay un detenido que aseguró que la víctima, un amigo suyo, se suicidó. Pero el testimonio despertó sospechas.

Un hombre de 49 años ingresó esta madrugada al hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) con un balazo en la cabeza y se encuentra en grave estado. Hay un detenido que aseguró que la víctima, un amigo suyo, se suicidó. Pero su relato es confuso y despertó sospechas.

Según fuentes oficiales, Ernesto R. fue hallado herido, con un balazo en la cabeza en su casa de Pampa al 6100 este miércoles cerca de las 3.20 de la madrugada.

Cuando llegó la policía, había otro hombre en la vivienda, Oscar, que dijo que era amigo de la víctima y que Ernesto se disparó en la cabeza cuando él se fue al baño.

Y confesó que, asustado, enterró el presunto arma suicida, un revólver calibre 38 con cuatro cartuchos intactos percutados y una vaina servida.

Pero todo el relato le resultó confuso a la fiscal Georgina Pairola que ordenó su detención y un dermotest para determinar si Oscar tenía restos de pólvora en las manos. Además, el equipo de balística encontró dos impactos de bala en el domicilio aunque uno de ellos podría ser de viaja data.

Ernesto por su parte se encuentra muy grave en el Heca.