La Municipalidad participó en la redacción de un documento impulsado por Mercociudades. Brinda recomendaciones generales y consejos específicos según la discapacidad, con el objetivo de garantizar una correcta atención.

La Municipalidad participó en la elaboración de un documento impulsado por el Grupo de Discapacidad e Inclusión de Mercociudades. El texto brinda recomendaciones para la atención de pacientes de COVID-19 con discapacidad. ¿Qué pasa si el paciente no puede comunicarse? ¿Si es una persona sorda que necesita un intérprete? ¿Si se trata de una persona con discapacidad intelectual a quien no se le ha comunicado en un lenguaje sencillo nada de su situación?, son algunos de los interrogantes que responde el trabajo.

En ese sentido, la guía sugiere que en caso de detectarse a una persona con discapacidad con diagnóstico de COVID-19 y que deba ser hospitalizada, es indispensable “solicitar a la persona diagnosticada o a sus familiares un resumen de historia clínica donde consten todos los datos de la patología-discapacidad del paciente, los cuales deberán ser tenidos en cuenta todo el tiempo que dure la internación”. Asimismo, señala una lista de datos que deberán solicitarse para la correcta atención del paciente.

Entre los datos sugeridos incluyen cuál es la medicación de rutina: horarios y características del suministro; medicación habitual y sugerencias de otros que pueda necesitar en forma eventual (realizada por su médica tratante); estado general de salud; rasgos físicos (marcha, utilización de prótesis y ortesis y nivel de dependencia).

De lo general a lo particular

Entre las recomendaciones generales que se brindan, se encuentran: dirigirse directamente a la persona con discapacidad, aunque la conversación sea en presencia de su referente afectivo, explicando dónde se encuentra y tiempo aproximado de su permanencia; llamarla por su nombre, colocado en un lugar visible; hablar claro y sencillo, evitando tecnicismos; no levantar la voz y evitar ruidos fuertes, entre otros.

Luego, el protocolo guía hace hincapié en las diversas discapacidades. En tal sentido, la guía brinda recomendaciones sobre cómo atender en forma adecuada a las personas en cada uno de los casos.

Se tienen en cuenta a las personas con discapacidad intelectual, con trastorno del espectro autista (TEA), visceral, sordoceguera y discapacidad múltiple. Además se incluye un protocolo de atención para personas con discapacidad motora, auditiva, visual y personas con baja talla.

Más información

Las personas interesadas en acceder al documento elaborado por el Grupo de Discapacidad e Inclusión de Mercociudades, pueden acceder a https://mercociudades.org/wp-content/uploads/2020/06/recomendaciones_COVID_discapacidad.pdf

El equipo de trabajo de la Municipalidad de Santa Fe que hizo sus aportes a esta guía está integrado por la directora de Discapacidad, Alejandra Fantinato; la subdirectora de Accesibilidad y Derechos para las Personas con Discapacidad, Gabriela Bruno; el coordinador de Promoción de la Autonomía y la Participación Social de las Personas con Discapacidad, Marcelo Escalas.

Mercociudades

La ciudad de Santa Fe participa activamente de Mercociudades, un espacio que fundado en el año 1995 por iniciativa de los principales alcaldes de la región, y tiene entre sus principales objetivos: favorecer la participación de los gobiernos en el proceso de integración regional, promover la creación de un ámbito institucional para las ciudades en el seno de Sudamérica, y desarrollar el intercambio y la cooperación horizontal. Actualmente Mercociudades cuenta con 353 ciudades miembro de 10 países del continente (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia), en donde habitan más de 120 millones de personas.