Tras el diálogo por videoconferencia del intendente Leonel Chiarella con el gobernador Omar Perotti, junto a otros mandatarios locales, la ciudad de Venado Tuerto por pedido de las autoridades municipales recuperó la fase 4 del distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

Desde el Gobierno de la ciudad manifestaron que este cambio de fase (de 3 a 4) es volver a dar un paso hacia adelante, que favorece a diferentes rubros económicos y también ayuda a disfrutar de actividades que favorecen en muchos casos la salud y el estado anímico de los vecinos.

Sin embargo, se advirtió que deben potenciarse los cuidados personales (distancia, barbijos y lavado de manos) para evitar que una filtración viral termine generando un impacto de retroceso. De este modo, desde este 1º de julio, podrán retomar sus actividades los bares y restaurantes (hasta 50 por ciento de ocupación, de 7 a 24 y con reserva previa), que solo podían atender solo en las modalidades “delivery” y “take away”.

Si bien en todos los casos deberán respetarse los protocolos de higiene y distanciamiento, desde el Municipio se dejó en claro que habrá controles al respecto y aquellos lugares que no cumplan o infrinjan los horarios acordados, recibirán sanciones. Por otra parte, los gimnasios y clubes (con desinfección de equipos y ambientes) retoman al funcionamiento de 7 a 21. Estos rubros que tenían suspendida toda actividad, podrán volver al 50 por ciento de capacidad ocupacional.

Retornar a la fase 4 permite que se recuperen las actividades recreativas y deportivas al aire libre (desde 12 años, sin contacto físico entre participantes y de 7 a 21 horas), dejando en claro la prohibición absoluta de jugar partidos de fútbol en espacios verdes y canchas barriales. Para el caso de las reuniones familiares y afectivas, se restringen a fines de semana y feriados (hasta diez personas, de 9 a 19 horas y en domicilios particulares).

Por otra parte, el retorno a la fase 4 permite además la habilitación de celebraciones religiosas de hasta 30 personas dispuesta por el gobierno provincial, a través del decreto 595, con alcances a iglesias, templos y lugares de culto, que podrán ofrecer sus servicios de 7 a 21. En referencia a las actividades culturales, podrán desarrollarse las producciones audiovisuales y de danza hasta las 21 horas. Es decir, todo vuelve a ser como hace una semana atrás.

Finalmente, en el caso del Cementerio Municipal, otra de las actividades que habían quedado restringidas en el retroceso a la fase 3, se informó que reabrirá sus puertas el jueves 2 de julio, en el horario de 8 a 18.