17.2 C
Santa Fe
lunes 20 de septiembre de 2021

DÓLAR MÁS ARRIBA CON EL IMPULSO DE MICELI

Te puede interesar

En la misma semana en que Felisa Miceli pronunció tres discursos defendiendo el tipo de cambio alto, el dólar trepó a 3,12 pesos para la venta en las casas de cambio, su nivel más alto en tres años y medio. La misma situación se verificó en el segmento mayorista, donde el billete verde se cotizó a 3,1020 pesos. El Banco Central convalidó la suba efectuando compras en el mercado, por alrededor de 40 millones de dólares.

La última vez que el dólar costó 3,12 pesos fue el 17 de marzo de 2003 y en un contexto muy distinto al actual: la cotización, luego de tocar un techo de 4 pesos el año anterior, venía en franco retroceso. El alza de esta semana se dio por una combinación de factores: una mayor demanda de divisas desde el sector privado, la disminución en la liquidación de los exportadores y la continua intervención del BC.

Algunos grandes operadores del mercado interpretaron que la insistencia de la ministra de Economía en la necesidad de sostener el tipo de cambio en términos reales y los discursos de Martín Redrado a favor de la política de acumulación de reservas podrían traducirse en una suba del dólar. Aunque en forma paulatina, el billete verde viene escalando: fueron tres centavos en las últimas dos semanas. Más que ponderar la magnitud del ajuste en términos nominales, los financistas destacan que, al contrario de otras oportunidades, esta vez el Central hizo fuerza para que la cotización de la moneda estadounidense se mantuviera por encima de la barrera de los 3,10 pesos por primera vez en más de tres años.

En efecto, el Central está jugando fuerte. Tiene como objetivo completar lo antes posible los fondos que se pagaron a principios de año al FMI. Ayer, las reservas alcanzaron los 27.492 millones de dólares. Le quedan juntar tan sólo 627 millones. En la city no tienen dudas de que Martín Redrado se mantendrá muy activo en el mercado hasta lograr ese objetivo.

El hecho de que el Central siguiera comprando a pesar del repunte hizo que los bancos se pusieran a la defensiva, expectantes de los movimientos de la autoridad monetaria. Las entidades financieras, que hasta hace unos días mostraban un perfil vendedor, se pasaron del otro lado del mostrador. Algunas de ellas porque esta tarde participarán de la licitación del Bonar VII, un bono por 500 millones de dólares. Desde el Central, no obstante, verificaron que ayer se dio un movimiento “en manada” de parte de grandes bancos, que no quieren quedarse afuera de un mayor repunte del billete verde.

Los exportadores también juegan su rol. Si bien las liquidaciones cayeron desde sus picos, por una cuestión estacional, a un promedio diario de entre 30 y 40 millones de dólares, en las últimas 48 horas las compañías restringieron todavía más la oferta. Especulan con subas adicionales del tipo de cambio. Cerca de Redrado aseguraron a Página/12 que el alza del dólar “no preocupa” y confirmaron la estrategia de acumulación de reservas, que la semana pasada había sido revalidada por el titular de la autoridad monetaria.

En el Banco Central admitieron, ante una consulta de este diario, que si se retirasen del mercado, el dólar “caería al subsuelo”. El último fin de semana, Miceli estimó que, sin la intervención del BC, la cotización se replegaría hasta los 2,30 pesos. En algunos bancos privados calculan que, en el actual contexto, el dólar podría valer 3,15 pesos hacia fin de año.

Estos movimientos alcistas del dólar favorecerán la colocación de un nuevo título de deuda que Economía tiene previsto para esta tarde. Se trata de un Bonar a siete años de plazo, por 500 millones de dólares, con vencimiento en septiembre de 2013, y que pagará intereses cada seis meses. Si bien la Argentina tiene cubiertas las necesidades financieras de este año, el Gobierno quiere juntar fondos para pagar los compromisos del año próximo. Este es un buen momento para salir al mercado porque ayuda el contexto internacional. El riesgo país se encuentra en mínimos históricos, alrededor de 300 puntos, por lo que la operación implicará una tasa de interés cercana al 8 por ciento anual. No se descarta que, si se mantienen las condiciones actuales, Economía disponga de otra emisión en el corto plazo, pero con un bono a 10 años.

[comentarios]

Últimas noticias