La Justicia ya le negó el pedido en dos ocasiones. Se trata de un hombre de 28 años de nacionalidad peruana.

Un hombre de 28 años acusado de violar y corromper a una menor pidió la prisión domiciliaria para poder “cuidar a sus hijas” junto a la madre de las menores.

No es la primera vez que el detenido intenta salir de la cárcel. Primero, rechazó su planteo el tribunal que deberá juzgarlo, el N°30 de la Ciudad. La decisión fue apelada en la Cámara de Casación por su defensa y después, la Sala II, ratificó la negativa hace una semana.

Tampoco la víctima ni su madre estuvieron de acuerdo con la posibilidad de que el hombre obtuviera el beneficio. De acuerdo a la investigación, el imputado, de nacionalidad peruana, viajó a la Argentina hace algunos años cuando consiguió trabajo en una constructora.

Los abusos tuvieron lugar en 2014 y fueron reiterados, aunque la Justicia no pudo determinar cuántos. Recién cinco años después el hombre quedó detenido.

Tras el nuevo pedido de excarcelación, la Justicia ordenó un informe ambiental de la familia pero los especialistas ya se manifestaron en contra de que el detenido vuelva a su casa.

Uno de los motivos que no favorecen su solicitud es que su familia no dimensiona la gravedad del delito que cometió.La situación de las propias hijas del acusado es la que preocupa en este caso a la Justicia, ya que no confían en que su entorno vaya a denunciar posibles situaciones de abuso. En el mismo sentido se expresaron los asistentes sociales, quien sostuvieron que el domicilio familiar “no resultaba viable”.