Los docentes privados rechazaron el calendario establecido por la provincia y consideran retener crédito laboral, luego del “apagón digital” en reclamo de paritarias que llevaron adelante este miércoles y jueves junto a los educadores públicos. Desde el gobierno, justificaron la determinación y recordaron que la situación es mejor que “en otras provincias”.

Los docentes privados rechazaron el cronograma de pago salarial anunciado por la provincia, en el marco de reclamos paritarios y en relación al trabajo durante la pandemia. En diálogo con la prensa, Pedro Bayúgar, titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), Seccional Santa Fe, reconoció que en el sector hay “un gran malestar, un gran repudio porque es otra perla más en contra del sector docente, que viene trabajando desde el comienzo del aislamiento sin ningún tipo de reconocimiento, a pesar del exceso de trabajo, de horarios, de poner -más allá de la voluntad y el esfuerzo- también los elementos tecnológicos, pagar la conexión a internet, pagar los arreglos, si hubiera, en la computadora, los teléfonos celulares, y todo eso con muchísimo esfuerzo y más tiempo que el que normalmente se debería dedicar”. “Y sobre eso y la falta de reconocimiento -añadió-, está la falta de recomposición salarial, porque la paritaria se suspendió, y lamentablemente somos los únicos docentes de todo el país que no hemos tenido la recomposición salarial en este año”

Sin embargo, no son todos los reclamos de los docentes. Según Bayúgar, “tras cartón, el cronograma de pagos que nos llega, el cobro de salarios del mes de junio para los docentes privados al 13, 14 y 15 de julio, es decir, cuando ya todos los vencimientos mensuales han sucedido: alquiler, impuestos y tarjetas…bueno, realmente cae muy mal, no se entiende, no hay explicación que valga a esta altura porque lamentablemente ya es tardía”. “Más allá de eso, realmente nosotros entendemos que hay no solo una desatención para con los docentes de la provincia sino un descuido muy grande para con este sector de los trabajadores que han cumplido y trabajado durante toda la cuarentena”, advirtió el sindicalista.

En tal sentido, confirmó que el viernes mantendrán una reunión virtual y “por lo menos” considerarán retener crédito laboral: “en eso hay que ser claros: el lunes es la despedida y después viene la retención del crédito laboral hasta la vuelta de las vacaciones de invierno; no hay más actividad”, aseguró.

En tanto, desde el gobierno de la provincia, Walter Agosto -ministro de Economía- explicó a la prensa que “como consecuencia del efecto de la pandemia, la actividad económica se ha resentido y la recaudación también – “en tres meses cayó 15 mil millones de pesos”, dijo-, en términos reales, en abril y mayo casi 20%, propias y de coparticipación”. “Eso significa que el gobierno tiene que redoblar los esfuerzos y reorientar sus prioridades dentro del presupuesto, priorizar básicamente todo lo que es la demanda de gastos derivados de la emergencia sanitaria y también los esfuerzos para poder garantizar el pago de los sueldos y aguinaldos”, detalló.

Además, Agosto argumentó que “si se considera desde el día que se empezó a pagar el aguinaldo y cuándo va a terminar de pagarse los sueldos, se encuentra que en quince días hábiles, en un gran esfuerzo, la provincia pagó el aguinaldo y los sueldos del mes de junio, cuando otras provincias todavía están con algunas dificultades para eso”. En el mismo sentido, indicó que “para atender toda esta situación y compensar la recaudación, la provincia se fue endeudando, teniendo en cuenta las restricciones que hay en el mercado al día de hoy , ha tomado financiamiento de bancos y del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, que es un fondo del gobierno nacional, que tienen condiciones muy blandas para la devolución”.