La falta de iluminación en varios sectores del Parque Federal. Esta información, llegó a “oídos” del municipio, quien rápidamente puso en funcionamiento las luces que en su momento habían sido vandalizadas. “Además de arreglar algunas luces que estaban quemadas, lo principal es que estaban vandalizados dos tableros generales: el que se ubica en Pedro Vittori y Gutiérrez y el otro en Vittori y Quintana. Las tareas de reparación demandaron dos días de trabajo y las realizó el personal de electromecánica”, aclararon desde el municipio.

 

Pedidos concretos

Alejandro Álvarez es uno de los referentes de la Asociación Parque Federal y quien amablemente siempre brinda detalles a El Litoral. “Hace unos días vino personal de electromecánica de la Municipalidad y desde entonces las luces se vuelven a prender de noche. La situación que tenemos actualmente es la que traemos de la gestión anterior, donde ya veníamos con problemas del sistema de iluminación del parque y por eso nosotros, desde aquel entonces, insistimos con la necesidad de elevar los tableros para que no sean saboteados e ir reponiendo las columnas que se fueron cayendo en los senderos peatonales, que son 7 u 8 al menos. Además de eso, pedimos que retiren por completo el cableado de lo que queda de los reflectores de piso, que fueron colocados en el año 2010, cuando fue la primera intervención en el parque realizada por el gobierno provincial. Esos reflectores fueron, casi en su totalidad, destruidos o robados, excepto los que están rodeando el perímetro de La Redonda”.

La preocupación de los vecinos es por la imagen de abandono que da el parque pero, fundamentalmente, por el potencial peligro que generan todos los cables que quedaron a la vista. Esta problemática se suma a una cuestión que viene de hace varios años atrás: las luces en la ciclovía 1, la bicisenda que atraviesa el parque y tiene el alumbrado desde que se hizo. Desde 1996 en adelante no tuvo prácticamente renovación; más allá de que hace años se cambiaron los cables porque eran robados periódicamente; hay artefactos que se fueron perdiendo. Por eso, la prioridad es “mejorar la situación de manera radical. Elevar los tableros eléctricos, reponer elementos faltantes y las columnas de iluminación; y ver en qué otros sectores del parque hace falta una mejora”.

“Tenemos muy buen diálogo con la gestión actual y esperamos poder avanzar en mejor ritmo”, aseguró Álvarez quien también comentó que están esperando poder concretar una reunión pendiente con el área de desarrollo urbano de la municipalidad, para avanzar con las modificaciones y luego, en la medida de las posibilidades económicas del municipio, empezar a hacer las intervenciones. Las más urgentes en primer término, y luego las que pueden esperar un poco más y que requieren un mayor presupuesto. Un ejemplo de esto último es “la recuperación del galpón ferroviario abandonado. Un viejo proyecto nuestro de convertirlo en un espacio de usos múltiples. También es muy importante poder consolidar el borde sur del parque, que es la zona de calle Luciano Torrent. Ahí hay que relocalizar un par de familias, demoler un par de construcciones que están en muy mal estado y que obstaculizan la traza. Todo esto realizaría un cambio importante en la zona sureste del parque. Algo que se puede hacer de manera gradual, pero necesita la decisión de avanzar con los pasos que se requieren para poder concretarlo”.

“Entendemos que hace muchos años que venimos luchando para tener un espacio acorde. Y hay cuestiones que se agudizaron, desde hace 3 o 4 años a esta parte y que se deben atender lo más rápido posible. El parque se está transformando cada vez en un lugar más concurrido. Eso es algo que nos llena de satisfacción, pero nos propone nuevos desafíos, relacionados con una mayor intensidad del uso”, expresó.

El respeto del espacio público y compartido con los demás, ayudan a sostener lo que se logró hasta ahora.

“Ningún vehículo motorizado puede transitar sobre los espacios verdes de la ciudad, eso se sabe. No obstante, tenemos igualmente invasión de motos en la bicisenda y los senderos peatonales. Son todas actitudes que también es importante destacar, deben pasar por la conciencia de cada uno de los visitantes del espacio verde”.

Distanciamiento

El referente barrial no escapa a la realidad. “En esta época de distanciamiento social, desde la Asociación Parque Federal, le pedimos a toda la gente, que está viniendo cada vez en mayor número en estas últimas semanas, que tengan las precauciones sanitarias que se recomiendan por todos los medios: mantener distancia, evitar compartir mates entre grupos, no estar en contacto con elementos que otros puedan también tocar, como los juegos. O sea, debemos evitar situaciones que puedan generar contagios. Y ojalá que todo pase pronto para que la gente pueda seguir disfrutando de los espacios públicos. También esperemos pronto poder recuperar La Redonda como un espacio de encuentro cultural y social. Sabemos que estamos atravesando una etapa muy especial que requiere medidas excepcionales”.