El ministro de Seguridad habló de su relación con el gobernador. También, del índice de homicidios en la provincia. Dijo que la mayoría de esos hechos “se ordena desde las cárceles”. Y advirtió que no se puede resolver el problema de la violencia con la actual policía.

El ministro de Seguridad, Marcelo Saín, aseveró que es “excelente” su relación con el gobernador y sostuvo que no cree en ninguna maniobra conspirativa en su contra promovida, justamente, por el propio mandatario. El funcionario debió explicar públicamente la situación, después de que “otro” audio suyo “otra vez” se filtrara públicamente (ver aparte). En diálogo con El Litoral, Saín consideró que Omar Perotti no necesita “esmerilar” su figura, porque “tiene suficiente carácter” para “echarme” o pedirle la renuncia, si así lo considera.

– ¿Usted interpreta realmente que el gobernador le quiere o quiso hacer una interna?

– Ni loco. Eso es una locura. Me echa, directamente; me pide la renuncia. No necesita hacer una interna; Omar (Perotti) tiene carácter suficiente como para hacerlo. Además tenemos una relación de absoluta confianza.

– ¿Por qué esta recurrencia de audios que se filtran y que siempre lo involucran?

– Audios mandamos todos todo el tiempo; también tengo audios de periodistas que si los viralizo dirían barbaridades. Lo que pasa es que yo soy respetuoso. Hablaría muy mal de mí difundirlos.

– ¿Cómo definiría su relación actual con el gobernador?

– Excelente, como siempre. De absoluta confianza. Siempre hemos tenido un diálogo extremadamente llano, de trabajo por temas de coyuntura y también por otros más generales. Gestioné con él todos estos días varios temas. Así que no veo ningún inconveniente. Ayer por la mañana hablamos de varios puntos sobre la gestión; algunos observándome o llamándome la atención, y sobre eso le debo una respuesta. En el resto de los temas voy a hacer lo que tengo que hacer; cada uno hace su trabajo y punto.

– Precisamente, sobre su gestión, ¿Hay autocrítica para hacer por el número de homicidios en este primer semestre, que se elevó a 189 en la provincia?

– Autocrítica no, porque yo no soy el que mata a la gente como tampoco era (Maximiliano) Pullaro el que mataba a la gente. Cuidado con eso…

– No digo eso; digo que son responsables de una política de seguridad pública que debería evitar que la gente se mate…

– Debería evitar… Pero en una sociedad con altos niveles de violencia como ésta, es muy difícil evitar eso sin estructurar un sistema que dé cuenta de ello. Una sociedad que consume tanta cantidad de droga con una competencia entre los grupos criminales por la venta de esa droga, es un problema no de una gestión ministerial, sino de toda una sociedad. Y acá la mitad de los homicidios en esta provincia tienen que ver con la disputa del territorio por la venta de droga a la clase media y a la clase alta. Hay muy pocos asesinatos en ocasión de robo; no llegan al 7%. El resto (de los homicidios) tiene que ver con problemas de violencia interpersonal entre gente conocida. Nosotros publicamos esas estadísticas. Se dijo que los homicidios en este primer semestre habían aumentado un 25% respecto del año pasado y eso no es cierto. Respecto del año pasado, que fue el año con menor cantidad de homicidios de la gestión anterior, el aumento fue del 8%, no del 25. Eso es operación de prensa. El dato de homicidios es un dato duro, entonces, hay allí un periodismo operador que responde a determinados intereses y que no están de acuerdo con el proceso de reforma policial que iniciamos. Esas cosas no son casuales; hacer números y estadísticas y entender que 8 no es lo mismo que 25, eso, es malintencionado.

– Ud. dijo que Perotti le hizo una serie de observaciones. ¿Fueron sobre estos hechos de violencia?

– No, por cuestiones vinculadas a procesos licitatorios; observaciones de esa índole.

– ¿No por el índice de homicidios?

– No no. El gobernador está muy preocupado por un fenómeno que estamos observando y que es el aumento de robos y hurtos. Yo venía planteando que esto iba a ocurrir y le contaba (al gobernador) qué estábamos preparando con la policía para afrontar este fenómeno.

– Insisto con el aumento de los homicidios, sea 8 ó 25%. ¿Qué tenemos que esperar; que esos índices sigan creciendo?

– ¿Cuál sería la solución?

– El experto en seguridad es usted…

– Cuando uno tiene un contexto de transformación criminal como el que largamente describí, donde hay un territorio gobernado por sicarios porque ya sus jefes están todos detenidos y donde hay un enorme consumo de cocaína; donde un búnker hoy maneja uno, dos o tres millones de pesos por fin de semana; donde un gramo de cocaína cuesta tres mil pesos, o sea, que son consumos de alta gama… Es muy difícil que eso pare hasta que no haya una acción investigativa abarcativa. No hay forma. Y los medios tampoco destacan los resultados de las investigaciones; cuando desarmamos organizaciones, el periodismo cree que es obra del Espíritu Santo. No reparan en que es obra de una gestión ministerial o de un conjunto de fiscales. Ése es el accionar que se debe hacer. La otra sería birlar el estado de derecho y salir a matar delincuentes. Yo a eso no lo voy a hacer. La mayoría de los homicidios son ordenados desde las cárceles.

– Dice esto sobre las cárceles y pareciera que habla del problema como si no fuera parte de su responsabilidad resolverlo…

– Claro que tengo responsabilidad para resolverlo. Estamos haciendo una reforma para eso. ¿O ustedes creen que con la misma policía que generó todo esto, vamos a resolver el problema? Ése es el proceso y ésa es la propuesta institucional que estamos haciendo.

– ¿En qué instancia están esos proyectos: ley de seguridad y reforma del sistema policial?

– Estamos en el debate social y después el gobernador resolverá qué hace con los proyectos; si primero los negocia con la oposición y todos los sectores internos del peronismo y los envía (a las cámaras) ya negociados, o los manda como están y se discuten dentro de la Legislatura. Ésa es potestad del gobernador.

– ¿Deberíamos llegar a fin de año con ley?

– Creo que este año es clave porque el próximo es electoral. Yo que soy extranjero noto que por la lógica de la política ya hay, incluso, algunos nombres lanzados. En tiempos electorales, la discusión legislativa se desdibuja y se complica la búsqueda de consensos.

EL (NUEVO) AUDIO DE LA POLÉMICA
“Si un gobernador le juega la interna a su ministro de Seguridad a través de un medio comprado donde le bajan fortunas de pauta y hablan bien de todo el gobierno menos del ministro de Seguridad, habla muy mal del gobernador. Si yo fuese gobernador y tengo un problema con el ministro de Seguridad, el problema me dura diez minutos: el tiempo que demora ese ministro en venir a Casa de Gobierno para decirle que se vaya. Así de simple. Así que si Omar Perotti le está jugando una mala pasada a su ministro de Seguridad, entonces quizá me pueda candidatear a algo el año que viene”.

Ése es el nuevo audio de Marcelo Saín que se filtró en las últimas horas. Alude a medios de comunicación que difundieron estadísticas e informes adversos a la gestión de seguridad, y plantea la hipótesis de que ese tratamiento periodístico haya estado promovido por el propio Perotti para “esmerilar” su figura.

Consultado por El Litoral, Saín admitió que el audio es suyo, pero aseguró que fue sacado de contexto. “Es un audio que envié como respuesta a un periodista que lo que hace es mandarme una consideración de otro colega, respecto de que el gobernador a través de un medio de Rosario, estaría jugando una interna conmigo y estaría mandándome a esmerilar. Ésa es una interpretación que el periodista hace y me la traslada, y a lo que yo responde con el audio diciendo que si un gobernador manda a esmerilar a un ministro, estaría todo mal; lo que tendría hacer es pedirle la renuncia y listo. Y yo creo que Omar esas cosas las