Un grave accidente se produjo este martes por la mañana en un hogar de ancianos cuando dos mujeres cayeron a un pozo de cuatro metros de profundidad que contenía cerca de un metro de agua. La adulta mayor y la médica fueron rescatadas por los Bomberos Voluntarios.

Según explicó el jefe de bomberos, Diego Balán, en diálogo con FM Renacer, las mujeres quedaron atrapadas en el fondo del pozo que se abrió en una de las habitaciones. En primer lugar pudo salir la mujer más joven a través de escaleras mientras que para la anciana se debió realizar un sistema complejo para extraerla del interior.

Ambas fueron trasladadas a un centro de salud para la evaluación médica. “El pozo tenía aproximadamente cuatro metros de profundidad y un metro de agua. Los chicos cuando ingresaron hicieron pie, pero con el agua a la cintura. Fue una situación difícil”, relató.