Desde el área de Salud municipal afirmaron que las medidas para evitar la propagación del coronavirus generaron un impacto positivo en otras enfermedades de estación.

La subsecretaria de Salud municipal, Silvia Marmiroli, informó que las consultas por patologías respiratorias bajaron un 60 por ciento en el inicio de este invierno como consecuencia de las medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus.

La funcionaria local aseguró que el aislamiento social seguido del distanciamiento, más el uso de tapabocas y otras medidas sanitarias como la aplicación de la vacuna antigripal redujo el impacto general del uso de la salud pública.

“Este año con la aparición del covid-19 hemos tomado medidas anticipadas como la aplicación de la vacuna antigripal, con una muy alta cobertura en pocas semanas”, dijo a El Tres.

El resultado de las medidas para frenar la pandemia en Rosario y el país derivó en un “menor número de consultas en todos nuestros efectores por casos de bronquiolitis e infecciones respiratorias, en todos los grupos etarios”.

Marmiroli señaló que hubo un 60% menos de consultas generales por enfermedades de estación y eso generó una reducción en las internaciones y la ocupación de camas.