En esta oportunidad se están cargando unas 2.500 toneladas de maíz quebrado, de una pyme de la región, con destino a Montevideo, Uruguay.

Este es el segundo de una serie de embarques programados hasta el mes de septiembre de este año. La semana próxima tendremos otro. En la oportunidad se cargaron 2.500 toneladas de maíz quebrado, proceso que se realiza en la misma Terminal de Agrograneles, agregando valor a la carga.

La carga pertenece a una pyme de la región, demostrando que este tipo de embarques abre una posibilidad a los pequeños productores para exportar directamente, sin intermediarios y, en tal sentido, el Puerto de Santa Fe actúa como un vínculo entre el comprador y el vendedor.

Al respecto, la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, señaló “desde el inicio de la gestión y por pedido del gobernador Omar Perotti, asumimos un fuerte compromiso para reactivar las operaciones portuarias. Y hoy lo vemos con acciones concretas, con el objetivo de seguir trabajando en tener un puerto operativo y competitivo para fortalecer la economía regional”.

En este marco, el Presidente del Ente Administrador Puerto Santa Fe, Carlos Arese manifestó “estamos contentos, ya que en esta oportunidad estamos cargando unas 2.500 toneladas de maíz quebrado, y no es simplemente el grano, tiene un proceso y un valor agregado aquí mismo en la Terminal de Agrograneles. Aspiramos a que estos embarques, que se van a repetir, ya no sean una noticia extraordinaria para la ciudad, sino algo cotidiano para todos los santafesinos”.

En simultáneo se carga un buque, se reciben y descargan camiones, se parten los granos y se vuelven a despachar. Los silos tienen una capacidad de 56.000 toneladas, hoy se encuentran al 60% de su capacidad máxima de acopio. Se reciben los granos, se procesan, se despachan y se vuelven a recibir, en un verdadero circulo virtuoso.

DRAGADO ANTE LA BAJANTE DEL RÍO PARANÁ

El Ente administrador Puerto Santa Fe dragó oportunamente el Canal de Acceso, previendo esta situación excepcional de bajante generalizada del Río Paraná, realizando una importante inversión en materia portuaria con recursos propios. Esa previsión es la que permite que hoy se puedan estar realizando este tipo de operaciones portuarias, sin inconvenientes para la navegación.