Desde la Federación de Centros Comerciales anunciaron que el 10 de julio atenderán al público y para ello pagarán jornada doble a los empleados. “No nos podemos dar el lujo de perder un día de ventas”, indicó.

La Federación de Centros Comerciales informó que el viernes próximo abrirán las puertas los negocios en medio del fin de semana largo. Los referentes habían pedido que el día pasara a ser un día no laborable entendiendo que por el coronavirus no existe fin turístico pero no tuvieron eco. Finalmente asumirán el costo del pago doble a sus empleados.

Miguel Rucco, de la Asociación de Comerciantes de calle San Luis, confirmó: “Abrimos el viernes, se va a pagar doble a los empleados, esperamos que ese día podamos ganar y que la gente aproveche para hacer sus compras”.

Rucco recordó que desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) habían solicitado que el viernes no sea feriado puente con fines turísticos sino un día no laborable. Sin embargo, no hubo respuestas desde las autoridades por lo que decidieron mantener la actividad teniendo en cuenta la grave crisis acelerada por la pandemia.

“No nos podemos dar el lujo de perder un día de ventas”, consideró y confió en que algunos comerciantes abrirán y atenderán ellos mismos. También indicó que en caso de no haber ventas aprovecharán el tiempo para ordenar o limpiar los negocios.