Lo confirmó el titular de la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros, Leandro Solito. Llegaron a un acuerdo similar al alcanzado ayer entre UTA Santa Fe y las empresas de colectivos urbanos, Recreo y Continental.

El titular de la Asociación de Transporte Automotor de Pasajeros, Leandro Solito, afirmó en  que a partir del lunes próximo volverá el servicio de colectivos interurbanos, luego del paro de choferes por deudas salariales.

El empresario aclaró que es para las empresas que cubran recorridos de no más de 60 kilómetros en el área metropolitana de la ciudad de Santa Fe, que están paralizadas desde el 1 de julio.

Solito informó: “Tuvimos una reunión entre las partes en la cual las empresas interurbanas de menos de 60 kilómetros de la ciudad capital vamos a adoptar el mismo esfuerzo que hicieron Autobuses Santa Fe y Continental, por lo cual estaríamos retornando los servicios el lunes 13 de julio”.

“Y las empresas de más de 60 kilómetros van a ir viendo el panorama en función de los subsidios, las posibilidades de ir instrumentando los servicios a partir de la elaboración de protocolos sometidos a la aprobación de la Secretaría de Transporte de la provincia en coordinación con el Ministerio de Salud”, agregó.

Vale recordar que ayer, a pesar del fracaso de la audiencia a nivel nacional entre el gremio de choferes y la cámara del sector, los empresarios y representantes de UTA Santa Fe llegaron a un acuerdo local para que las líneas urbanas vuelvan a funcionar en la capital provincial, junto a las interurbanas de Recreo y Continental. Ahora, idéntica determinación tomaron las demás empresas.

Consultado sobre el servicio interprovincial, Solito negó que vuelva al funcionamiento en el corto tiempo. “El transporte nacional pertenece al Ministerio de Transporte de la Nación y eso todavía está vedado por los efectos de la cuarentena. Por ahora solo hablamos del provincial”, aseveró.

Por último, respecto a la caída de la recaudación por la menor circulación de usuarios indicó: “El transporte pospandemia va a ser totalmente distinto al que estábamos acostumbrados a ver hasta el 20 de marzo pasado. Cambian los números, las modalidades, es un transporte con menos gente porque las autorizaciones van a ser con menos butacas”.