El secretario adjunto de Salud de la provincia, Jorge Prieto, confirmó el caso positivo “de un empleado de un supermercado que convive en el mismo edificio -con superposición- pero que no tiene nexo con el caso anterior que había dado positivo”.

En este sentido, el funcionario explicó que “la superposición de los tiempos que hay entre el inicio de los síntomas de ambos coinciden en que entre uno y otro podrían haber sido los posibles contactos. Él manifiesta no conocer al otro caso, si haberlo cruzado en los espacios comunes. Además, cuando este caso se confirmó, estuvo aislado en su domicilio y después lo llevamos a un centro de aislamiento y no tenía cómo aprovisionarse con las compras, y el miércoles por dificultades respiratorias se lo internó para mejor observación”.

También se supo que el empleado del supermercado trabajó los días 6, 7 y 8 de julio, “está en la parte de depósitos, no hace venta al público. Se rastrearon a los contactos que trabajan con él que están aislados -no en contacto con el público-, pero recibe camiones con mercadería de todos lados”.

– O sea que no se puede saber hasta dónde llega el contacto.

– Claro. Y no manifiesta haber tenido contacto con el otro caso que es un señor que vivía solo y fue aislado en uno de los dispositivos.

“Este chico trabajó 6, 7 y 8; el 8 por la madrugada se sintió mal, con un cuadro febril. El día 9 consulta al 0800… y con la compatibilidad del trabajo que hacía cuando manifestó que trabaja con camiones y que vive en el mismo edificio pero no conocía al caso confirmado con anterioridad, se decide hisoparlo y ayer se confirmó que era positivo -continuó Prieto-. La esposa estaba con un cuadro de anosmia y el hijo más chico con un cuadro febril, y fue evaluado por el equipo del Hospital de Niños. Ahora toda la familia fue hisopada -incluida la otra hija-, están aislados”, y agregó que “el muchacho viajaba con su propia movilidad, no usaba transporte público”.

– ¿Esta persona que ahora fue confirmada como positivo tuvo contacto con clientes?

– Yo me comuniqué con el dueño del supermercado anoche muy tarde, estuvimos revisando toda la estrategia antes de dar la información y el chico trabaja en el depósito, ya se aislaron a todos los contactos estrechos -unas 10 personas- que de acuerdo a las cámaras estuvieron en contacto. Ahora estamos revisando el tercer anillo de contacto: primero, el círculo más estrecho para hacer el bloqueo, después hacemos el interrogatorio de ese contacto para ver si estuvieron en contacto con otras personas (lo que se llama el segundo anillo), una estrategia que es artesanal: se hacen llamados telefónicos y se empieza a diagramar en un papel esa red de contactos. No hay otra forma de hacer el mapa epidemiológico. Ahora hay que seguir con el tercer anillo de contactos que se está haciendo con el 0800.

“Lo primero que se hizo a través de las cámaras fue el control de los días que trabajó, que fueron tres días consecutivos hasta que dio aviso de enfermo. Nos comunicamos con el propietario que estuvo de acuerdo en cerrar las instalaciones de manera preventiva, pero se aislaron todos los contactos estrechos que trabajaban con él en el depósito. Se aisló a la familia, se hisoparon a todos los integrantes de la familia, se está haciendo el trabajo con el consorcio que no pudimos ubicarlo pero si con el encargado del edificio, que tiene que hacer las medidas preventivas. Con estas medidas bastan”, dijo Prieto.

>> Se recomienda a todos los habitantes del edificio, propietarios, inquilinos que se comuniquen con el 0800 para dar su registro y sus datos porque no podemos tenerlo tan rápido de manera artesanal como lo estamos haciendo para que hagamos el seguimiento y el acompañamiento, diagnosticando de la forma más temprana posible.

>> El otro caso de barrio sur: fue internado el miércoles porque presentaba dificultad respiratoria y en ese momento al haber disponibilidad, se decidió internarlo en sala general, y está con buena evolución.

COMUNICADO
Desde la firma Kilbel Supermercados emitieron un comunicado en el que informan a sus clientes que “lamentablemente uno de nuestros colaboradores de la sucursal situada en General Paz 7487 tuvo resultado positivo en el análisis de Covid-19. Por este motivo la sucursal se encuentra temporalmente cerrada para su desinfección y todo el personal que tuvo contacto en aislamiento preventivo y en proceso de análisis.
Desde el miércoles este colaborador se encuentra aislado. Con la aparición de primeros síntomas se comunicó con el 107 donde médicos provinciales diagnosticaron inicialmente una reacción bacteriológica. El viernes se realizó el hisopado por la coincidencia de domicilio, ya que vive en el mismo edificio que el anterior caso positivo.
Por estos dos factores, Kilbel Supermercados decidió cerrar preventivamente la sucursal, aislar al resto de los colaboradores y dar aviso a todas las autoridades locales y provinciales para coordinar las acciones a seguir.
Hoy revalidamos nuestro compromiso como servicio esencial, cumpliendo estrictamente todos los protocolos de higiene y seguridad establecidos hasta el momento, proporcionando un ámbito seguro para nuestros colaboradores, clientes y proveedores.