Los protocolos para el funcionamiento de los centros termales disponen, entre otras cosas, que los establecimientos funcionen al 50% de su capacidad para asegurar el distanciamiento social, que deberá ser de dos metros entre las personas y la desinfección frecuente de los espacios comunes.

Los centros termales uruguayos de Salto Grande y Paysandú cuentan con protocolos de bioseguridad aprobados y volverán a funcionar el próximo viernes tras más de 115 días de inactividad a raíz de la pandemia de coronavirus, informó hoy el Ministerio de Turismo de Uruguay.

Los protocolos para la reapertura de estos centros termales desarrollados sobre el río Uruguay y en límite con Entre Ríos fueron presentados por el ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, quien señaló a Télam que ya coordinó “con los intendentes de Salto y Paysandú para abrir sobre el próximo fin de semana”.

“Estarán funcionando para las vacaciones de invierno, que comienzan el 20 de este mes y terminan el 2 de agosto”, remarcó Cardoso.

El ministro de Turismo de Uruguay subrayó que “trabajamos intensamente durante la última semana con el Ministerio de Salud Pública y un grupo de científicos que asesora al Poder Ejecutivo para poder dar forma a estas medidas y poder acelerar la vuelta de la actividad turística en forma paulatina”.