El Presidente aseguró que el proceso de intervención continúa siendo evaluado por el Gobierno. “No quiero que cada decisión que tomó sea Boca-River”, declaró.

Este lunes, el presidente Alberto Fernández se expresó sobre el estado del proceso de intervención a la empresa Vicentin y acerca de la decisión que tomó para comenzar dicha iniciativa. En diálogo FM La Patriada aseguró: “Yo me equivoqué con el tema Vicentin porque creí que la situación estaba mucho más asumida. Pensé que todos iban a salir a festejar porque estábamos recuperando una empresa importantísima”.

“Pero no pasó, todos se pusieron a acusarme de cosas horribles. Dije ‘bueno si tiene solución mejor, tráiganmela’, pero sigo esperando”, contestó acerca de la recepción de la noticia a comienzos de junio.

En ese sentido, subrayó que su intención es la de preservar la compañía para que la misma “siga en funcionamiento, para que Argentina tenga una empresa de referencia”.

Alberto Fernández sobre el estado del proyecto de intervención a Vicentin
Asimismo, se refirió a la situación actual en la que se encuentra el proyecto y destacó que no está “parado”. “Seguimos trabajando, viendo cómo está, pero no quiero que cada decisión que tomo sea como un Boca-River. Yo no ando con una chequera de expropiaciones”, remarcó.

En la misma línea, Alberto Fernández reforzó su intención para con la firma. Según sus palabras, se trata de “preservar a un operador muy importante para la economía argentina para que eso no se siga transnacionalizando”.

Sobre su discurso el pasado Día de la Independencia, en el que aseguró que él llegó para terminar con los “odiadores seriales”, completó: “Yo creo en la diversidad pero con respeto. Pido terminar con este tiempo de odio y hasta que no lo logre no voy a dejar de hacerlo”.