Una ciudad del norte de Estados Unidos tomó la iniciativa de imprimir su propio dinero para ayudar locales en riesgo de cierre.

La ciudad de Estados Unidos, Tenino, está tratando de sobrellevar la pandemia del Covid-19 y ayudar a los negocios locales, por lo que sus autoridades revivieron una idea que ya tiene muchos años, imprimir su propia moneda en finas placas de madera.

“No hay comercio, no hay ventas y las calles están muertas. Es lo mismo a las 3 PM que a las 3 AM”, dijo Wayne Fournier, alcalde de esa ciudad de 1.800 habitantes del estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos.

Utilizaron una impresora del museo de la ciudad, que data de los años 1890, para hacer 10.000 dólares en rectángulos de madera, cada uno con un valor nominal de 25 dólares. El billete tiene una imagen del presidente George Washington y una expresión en latín que traducida al inglés significa: “Lo tenemos bajo control”. De esta manera, ese dinero es entregado como subvención a residentes que demuestren que están siendo perjudicados por la pandemia. Cada uno puede recibir hasta 300 dólares mensuales.

Conocidos como “Dólares Tenino”, los billetes son aceptados en casi todos los negocios de la ciudad a una tasa fija equivalente a casi un dólar. Aunque esa madera sólo vale dentro de los límites de Tenino, ya se encuentran en varias ofertas en mercados digitales del país norteamericano.