Tras el fin de semana largo, las autoridades de Venado Tuerto confirmaron que la ciudad cuenta con 11 casos activos de COVID-19, de los cuales cuatro se encuentran en el Centro de Aislamiento municipal, tres en el Hospital Regional y el resto cumple el aislamiento obligatorio en sus domicilios. En este marco, desde el 20 de marzo (cuando comenzó la cuarentena) hasta la fecha, se hicieron 2412 testeos, de los cuales sólo el 1,4 por ciento dio positivo.

Además, cuando se hace el conteo de la cantidad de camas que hay preparadas para personas con coronavirus, actualmente solo se están utilizando el 3 por ciento del total. Debe destacarse, que fue necesario acondicionar el sistema de salud en la ciudad, con coordinación de la provincia y autoridades de salud regional: el Centro de Aislamiento municipal en el campo del colegio Santa Rosa; la Peña Boquense; y el Sanatorio Beroiz. También está previsto montar lugares con estas características en el Colegio Sagrado Corazón y el Hogar San José, si llegase a ser necesario.

Al respecto, el intendente Leonel Chiarella, aseguró que desde el Municipio y junto a los profesionales de la salud, se mantiene un contacto de monitoreo fluido con los pacientes enfermos y sus familiares. Asimismo, felicitó al cuerpo de médicos, enfermeros y también a los trabajadores de la secretaría de Salud que, pese a los riesgos, le “ponen el cuerpo a la situación y en los últimos días contribuyeron para que más venadenses se recuperen del virus. Se está logrando que semana a semana más vecinos puedan superar la enfermedad y esas noticias nos motivan para redoblar los esfuerzos”, destacó el intendente Leonel Chiarella.

“Sabemos que al igual que en el resto del país, podemos aumentar el número de casos positivos en nuestra localidad. En Argentina día a día aumentan los contagios, pero lo importante es que pudimos hacer un buen trabajo de prevención y de preparación, lo que nos permitirá poder brindar un mayor abordaje a los mayores impactos de esta pandemia”, agregó.