Por primera vez desde 1945, el tradicional desfile de los ejércitos en París fue reemplazado por una ceremonia en formato reducido en la Plaza de la Concordia.


Por primera vez desde 1945, el tradicional desfile de los ejércitos en París fue reemplazado por una ceremonia en formato reducido en la Plaza de la Concordia y sin espectadores debido a la pandemia, la cual volcó los homenajes al personal médico y militar que ha luchado contra el virus.

No es un 14 de julio común, apunta este martes el sitio informativo del canal France 24.

La tradicional celebración francesa luce reducida y opaca en comparación a la habitual ceremonia que ocupaba al país antes de la pandemia, se reporta desde París.

Desde 1880 y hasta 2019, los franceses habían celebrado su fiesta nacional con un gran desfile militar en los Campos Elíseos, frente al presidente, distinguidos invitados y una gran público que recordaba el asalto de la fortaleza de la Bastilla que desencadenó la Revolución Francesa en 1789.

Este año, la ceremonia arrancó por primera vez en la Plaza de la Concordia sin tanques o tropas a pie, aunque se decidió mantener el desfile aéreo, con alrededor de veinte helicópteros y cincuenta aviones, incluido un dispositivo de transporte A400M y un avión de reabastecimiento de combustible de la Fuerza Aérea A330, utilizado para transferir pacientes con Covid-19 de las regiones francesas más saturadas.