En Venado Tuerto, los testeos encarados desde la Municipalidad permitieron detectar tempranamente nuevos casos de Covid-19. Esto se logró gracias al trabajo en forma coordinada entre el equipo de Salud Regional y los infectólogos a cargo.

La detección temprana mediante los testeos, permitió ubicar rápidamente a los contactos estrechos para que puedan aislarse y hacer los hisopados para saber si tienen o no coronavirus.

En este marco, el intendente Leonel Chiarella recordó que desde el 20 de marzo (cuando comenzó la cuarentena) hasta la fecha, se hicieron 2412 testeos, de los cuales sólo el 1,4 por ciento dio positivo: “Desde el primer día planteamos que para afrontar esta pandemia debíamos tener en cuenta dos cuestiones principales desde el sistema sanitario: tener las camas y poder testear más que la media nacional, y estamos cumpliendo”, afirmó.

Luego agregó: “Más del 30 por ciento de los casos detectados fueron asintomáticos, por lo cual si no hubiésemos ampliado la capacidad de testeo a esos casos no los hubiésemos detectado. Imaginen lo riesgoso que podrían haber sido esos escenarios. Junto a los profesionales de la salud estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para cuidar a los venadenses”.

Entre las estrategias preventivas que impulsa la gestión municipal, se destacan los más de 170 testeos semanales que se hacen al personal y residentes de geriátricos y hogares de ancianos, una franja vulnerable de la población y con mayor posibilidad de desarrollar complicaciones. Como parte del mismo dispositivo, el Gobierno local sigue impulsando el programa Mayores Cuidados VT, con más de 60 voluntarios y una red de instituciones que colaboran en acciones de acompañamiento y asistencia, bajo la coordinación de la Subsecretaría de Participación Ciudadana.