Fue en Gorriti y Barra. Delincuentes pasaron a los tiros y la pequeña recibió un disparo en la cara. Un vecino la llevó de urgencia al hospital.

El brote de violencia no da respiro en Rosario. A poco de conocerse el resonante crimen del ex concejal y pastor Eduardo Trasante, una niña de apenas 4 años de edad resultó herida de bala en un ataque a tiros perpetrado desde un auto, este martes a la tarde, en el barrio Empalme Graneros.

Delincuentes pasaron en un Volkswagen Gol color bordó y abrieron fuego contra personas que estaban en Gorriti y Barra. Había muchos chicos jugando en la vía pública en ese momento y según vecinos, se escucharon decenas de disparos.

Según un reporte policial preliminar, había resultado herido un nene de 2 años pero luego se confirmó que se trata de una nena de 4, que recibió un disparo en el rostro. Un vecino la auxilió en el lugar y la trasladó de urgencia al Hospital de Niños Zona Norte.

La víctima fue hospitalizada con la bala alojada en el lado izquierdo de su cara, en la región maxilofacial. Médicos adelantaron que estaba en buen estado general de salud pero se dispuso su derivación al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde se evaluaba una cirugía.

En tanto, los atacantes, que no estarían identificados ni se conoce el móvil de la balacera, huyeron y no hay detenidos.