El secretario de Salud, Leonardo Caruana, admitió que la ciudad transita una etapa difícil con brotes y contagios. Pidió evitar encuentros sociales innecesarios y mantener los protocolos preventivos en los espacios laborales de cara a frenar la circulación comunitaria del virus.

El secretario de Salud, Leonardo Caruana, admitió que la ciudad atraviesa una etapa complicada en relación al avance del coronavirus y puso el foco en la necesidad de controlar los encuentros sociales y promover un mayor respeto a las medidas preventivas en los espacios laborables, los dos ámbitos en los que surgen y se propagan los casos positivos.

El funcionario manifestó: “La realidad es compleja pero sabíamos que no íbamos a un riesgo cero o un contacto cero. La perspectiva nunca fue de éxito aunque no consideramos que sea un fracaso tener casos”.

Para Caruana el sistema de salud municipal y la ciudadanía en general debe apuntar a “la posibilidad de tener contagios controlados” aunque advirtió: “Vamos a tener un ascenso de casos”. En este marco, consideró vital que los rosarinos se comprometan aún más con las medidas de prevención: “No hay un sector que se pueda relajar, hay que ir más despacio sobre todo con los encuentros afectivos y los protocolos laborales”, indicó.

El médico apuntó a la necesidad de evitar reuniones y contactos que no sean necesarios. “Podemos cuidar la ciudad reduciendo la exposición”, aconsejó y subrayó que esta conducta es un deber para las personas mayores de 60 años.

“Hoy trabajamos con 8 conglomerados, y el seguimiento de 456 personas”, destacó a fin de demostrar la extensión del virus. Ante la consulta sobre cuán cerca estamos de la circulación comunitaria del covid-19. “No lo puedo predecir –descartó y continuó– la curva está en ascenso, la duración y el escenario de no poder explicar los casos depende de muchos factores, pero no debemos poner solo el foco en las autoridades sino en nuestros comportamientos”, pidió.

“En los encuentros afectivos de grupos de más de 10 personas vemos casos confirmados que después impactan en sus lugares de trabajo”, precisó y solicitó revisar estos encuentros y el respecto de los protocolos sanitarios en los espacios laborales para evitar el relajamiento de las medidas preventivas. “Podemos cuidarnos un poco más”, concluyó.