Esta ginebra está aromatizada con limón, verbena, frutos rojos y hojas de mora recogidas a mano en los jardines de Isabel II y se recomienda servir con dos partes de agua tónica, una de ginebra y una rodaja de limón.

La afición de la familia real británica por la ginebra es legendaria. Según las malas lenguas, esta bebida alcohólica era el secreto de la longevidad de la reina madre, que vivió hasta los 101 años y no renunció nunca a su vaso de ginebra antes de la comida o al vino tinto con el que acompañaba el almuerzo, los cócteles antes de la hora de la cena y la copita de champán que le gustaba tomarse para que le ayudara a conciliar el sueño.

Ahora el palacio de Buckingham ha puesto a la venta su propia marca a través de la Royal Collection, que se puede adquirir en la tienda física o a través de su página web.

Esta ginebra está aromatizada con limón, verbena, frutos rojos y hojas de mora recogidas a mano en los jardines de Isabel II, y se presenta como el ingrediente clave para el perfecto combinado de verano, que se recomienda servir con dos partes de agua tónica, una de ginebra y una rodaja de limón.

La ginebra de la reina.
La ginebra de la reina.https://www.royalcollectionshop.co.uk

 

Aparentemente, así es como la bebe la propia monarca, y esperemos que también le guste a los invitados a palacio, donde a partir de ahora se servirá esta bebida en los actos y recepciones oficiales.

El precio de venta es de 50 dólares, (unos 43 euros) y los beneficios irán destinados a la organización benéfica que administra y se encarga de conservar la colección real.