El jefe del escuadrón de Gendarmería dijo que es “como pasar de una vereda a otra”.

Gendarmería detuvo a tres inmigrantes que intentaron ingresar ilegalmente a Salta desde Bolivia, por medio de un desagüe pluvial. El jefe del escuadrón Salvador Mazza de la fuerza federal Víctor Daniel López dijo que el lugar es una frontera seca de 18 kilómetros, y que en esta zona cruzar de país es “como pasar de una vereda a otra”.

Los tres detenidos son ciudadanos de nacionalidad boliviana que trataron de entrar a la Argentina de manera ilegal, y en plena cuarentena por coronavirus. En el lugar hay un desagüe pluvial del lado argentino, que está sobre el límite con Bolivia y que tiene un bajo curso de agua.

López explicó que hay postas fijas y móviles a lo largo de los 18 kilómetros de la frontera, y que los inmigrantes están atentos a los movimientos de los gendarmes para aprovechar descuidos y tratar de ingresar de manera irregular.

Dijo que el desagüe pluvial está del lado de la Argentina, que empieza cerca del límite internacional con Bolivia y que desemboca en el casco urbano de la ciudad salteña de Salvador Mazza.

Los detenidos fueron puestos a disposición del personal de Migraciones, y luego entregados a la policía de Bolivia.

El informe de Telenoche sobre las “fronteras colador”

Telenoche reveló en un informe las llamadas “fronteras colador” en los pasos entre Bolivia y la Argentina, denunciadas desde hace décadas y donde son frecuentes los cruces ilegales de un país al otro.

La problemática cobró relevancia por la pandemia y los gobiernos de Salta y Jujuy le pidieron a la Nación que mande al Ejército para mayor control en las fronteras, para prevenir el ingreso de personas contagiadas. El Gobierno accedió al pedido de las provincias.