El presidente chino, Xi Jinping, llamó a desplegar todos los esfuerzos para salvar la vida de las personas que viven en las zonas afectadas por las fuertes lluvias. Cerca de 40 millones de personas están afectadas por torrenciales precipitaciones.

Casi 40 millones de personas están afectadas por las peores lluvias e inundaciones que enfrenta China desde junio pasado, según el balance presentado por las autoridades.

Esta situación también provocó más de 140 fallecidos, la evacuación de más de 2 millones de personas, miles de viviendas perjudicadas y unos 8.600 millones de dólares en pérdidas económicas, ante la condición de unos 433 ríos que están en niveles críticos de alerta.

El presidente de China, Xi Jinping, llamó a desplegar todos los esfuerzos para salvar la vida de las personas que viven en las zonas afectadas por las fuertes lluvias, consideradas las peores que vivió el país en décadas.

Las inundaciones que ocurren en varias regiones del país generaron que cuatro ciudades a lo largo del río Yangtsé declararan alertas de alto nivel, luego que las lluvias torrenciales desencadenaran deslizamientos de tierra, afectando carreteras y campos de cultivo.

Por su parte, el Centro Meteorológico Nacional de China emitió este viernes una alerta amarilla ante fuertes lluvias y tormentas que se registrarán hasta este sábado en las localidades de Hubei, Hunan, Chongqing, Guizhou, Sichuan, Hebei, Shanxi, Yunnan y Tibet, en algunos casos, con precipitaciones de hasta 180 milímetros por día.

Igualmente, indicaron que varias de estas zonas enfrentarán más de 70 milímetros de precipitación por hora, sumado a tormentas eléctricas y fuertes vientos, añadió el observatorio.

En junio, las precipitaciones fueron un 13,5% superiores al promedio estacional y, según el ente, el país experimentó un aumento del 20% en los eventos de fuertes lluvias desde 1961.