Daniel Porro trabaja en el ADOS y se contagió en junio. Cumplió el aislamiento, dio negativo y volvió a trabajar. Pero fue linchado en Colonia Nueva Esperanza.


“Me decían que me vaya del barrio porque tenía coronavirus. No sólo no tengo porque cumplí con el aislamiento, sino que me quemaron la casa y me robaron el auto”, cuenta Daniel Porro, un enfermero que dio COVID-19 positivo en el caso del ADOS, se recuperó del virus y vivió un calvario en los últimos días.

La situación explotó el jueves, pero el enfermero, según contó a LM Neuquén, señaló que uno de sus vecinos, en el barrio Nueva Esperanza, ya lo venía insultando desde la vereda los días previos, tras haberse enterado de que estaba contagiado.

Te puede interesar…
la ex pareja de maximo kirchner se casa con su novia
La ex pareja de Máximo Kirchner se casa con su novia
Jenny Somweber y una bajada solitaria, con nieve fresca y honda en el Cerro López.
No hay pandemia para la nieve: la aventura de cuatro riders
Al hombre le dieron el resultado positivo del hisopado el 19 de junio, pero antes se había aislado en su casa, y luego en la vivienda de su madre, para hacer la cuarentena, tras conocerse los contagios en el ADOS. También la cumplió en unas cabañas cerca de Plottier.

Tras varios días, al someterse a otro hisopado, después de haber tenido síntomas de tos y dolor en el pecho, Daniel volvió a su casa y se reincorporó a trabajar ya sin tener el virus. Se recuperó de la enfermedad pero no del odio que le trasmitieron sus vecinos.

“Andate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio”, sostuvo que fueron las palabras de un vecino, quien junto con otro familiar lo amenazaba también con robarle el auto.

Pero el jueves el tema cobró más violencia. A media tarde el vecino lo llamó a la vereda y Daniel, ya cansado de recibir ese tipo de amenazas, fue a su encuentro. La situación devino en insultos y en una pelea. Le pegaron trompadas y hasta lo patearon hasta dejarlo casi inconsciente.

“Me golpearon por todos lados entre varias personas, y todavía no me recupero. Perdí el conocimiento y quedé en el hospital”, agrega Daniel.

Fue esa misma tarde del jueves, cuando Daniel estaba de franco en su vivienda, que aún está a medio construir y en forma precaria, en la calle Centeno y Trigo, que algunos integrantes de esta familia le prendió fuego la casa. También le robaron un vehículo Fiat Palio, que la Policía pudo recuperar a las pocas horas. “Me llevaron el auto, directamente me lo robaron y una vez que estaba en el hospital me prendieron fuego adentro de mi casa”, relató.

“La gente tiene desconocimiento, porque no he tenido problemas con este vecino. La Policía le explicó bien cómo era el tema de los contactos, del aislamiento, pero esta persona nunca lo entendió, hasta hace tres noches, que me pasa todo esto”, agregó el enfermero, quien aseguró que ya hizo la denuncia policial y se esperan novedades sobre los autores de la golpiza.