Se trata de la comisaría Sec. 30ª, en donde una agente presentó un cuadro febril de 38.1º.

Este domingo por la tarde cerraron por precaución la comisaría Sec. 30ª, ya que una oficial presentó un cuadro febril de 38.1º y pasa a ser un caso sospechoso de Covid-19.

Asimismo, se procedió al aislamiento de 5 efectivos de policía que se desempeñan en esa comisaría, hasta tanto no se tengan los resultados del hisopado que le realizarán este lunes a la oficial.

De esta forma, todos los operativos y las denuncias serán trasladadas a la Subcomisaria 2da de Nuevo Alberdi, al igual que el personal que debe ingresar mañana por la mañana a cumplir su turno.