En medio de la pandemia, varios se animaron a salir para festejar la amistad en bares de la ciudad.

A pesar de las restricciones por el coronavirus, muchos en Rosario se animaron a festejar el Día del Amigo este lunes, aunque la intención del sector gastronómico fue pasar la celebración para más adelante.

Por eso este 20 de julio, atípico e histórico, mostró desde la tarde a los bares con bastante movimiento para un día de semana y de cuarentena. En casi todos los casos, grupos que decidieron reunirse más allá de todo. De todas formas, muy lejos de la fisonomía que acostumbra esta fecha en la ciudad.

Favorecidos por una temperatura agradable (16 grados a las 8 de la noche), muchos de los que salieron pudieron ubicarse en veredas, tanto por avenida Pellegrini como por Pichincha, y de esa manera reducir el riesgo de contagio de covid-19.

Desde la Municipalidad prepararon un operativo especial como un viernes para hacer respetar el protocolo de seguridad sanitaria y recordaron que por ser día de semana, están prohibidas las reuniones afectivas en los domicilios. En tal sentido, recomendaron juntarse en bares y respetar las medidas de prevención, recordando que el horario de funcionamiento es hasta las 23.