La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal debe definir la caución que debe pagar Báez o bien si se le concede directamente la prisión domiciliaria.

El empresario Lázaro Báez apeló hoy el rechazo del arresto domiciliario ante la Cámara Federal de Casación Penal luego de que le ratificaran la caución de 632 millones de pesos.

Los abogados del dueño de Austral Construcciones reclaman la reducción del monto de la caución que le fijaron como condición para tener la prisión domiciliaria, beneficio que le fue otorgado pero que no se hizo efectivo ante el no pago de esa suma.

La domiciliaria fue otorgada en la causa conocida como M&P por presunto lavado de dinero y a raíz que lleva cuatro años y medio con prisión preventiva, cuando la ley no permite más de tres.

Previamente, Lázaro Báez había obtenido el cambio en las condiciones de detención en otra causa también por presunto lavado de dinero a raíz de la compra de un campo en Uruguay conocido como “El Entrevero” y la excarcelación en la causa conocida como “la Ruta del dinero K”.