Plantea adherir a la normativa nacional, y reserva para la reglamentación algunas particularidades inherentes a la provincia. Meses atrás, la cámara baja había votado por unanimidad otro proyecto impulsado por Joaquín Blanco.

El Poder Ejecutivo remitirá en las próximas horas su propio proyecto de Ley de Góndolas a la Legislatura. En rigor, plantea básicamente una adhesión a la normativa nacional, cuya reglamentación aún está pendiente. El mensaje que ya firmó el gobernador Omar Perotti ingresará por la Cámara de Senadores.

Según adelantó el secretario de Comercio Interior, Juan Marcos Aviano, la iniciativa oficial planteará la adhesión a la ley nacional y contemplará en su posterior reglamentación algunos aspectos particulares vinculados a la realidad de la provincia de Santa Fe.

“El proyecto de ley plantea adherir a la normativa nacional. Pero la intención es, sancionado el proyecto, incorporar en la reglamentación cuestiones que tienen que ver con la realidad de la provincia y con la importancia que tiene el supermercadismo en Santa Fe”, planteó. El funcionario consideró que es necesario “contextualizar” el tema. Y en ese afán, recordó que “en 2006, se sancionó la ley de superficies comerciales que permitió el desarrollo de un empresariado provincial supermercadista muy importante y evitó la llegada de nuevas superficies de las grandes cadenas de supermercados”. En el mismo sentido, enfatizó que el sentido de la ley nacional es “garantizar que no haya oligopolios o grandes jugadores (económicos) que se lleven la mayoría de los supermercados. Eso -advirtió- es lo que queremos trasladar al ámbito de la provincia, defendiendo y tratando de que todos tengan la misma posibilidad de participar en las góndolas de los súper”.

Media sanción

La ley de Góndolas implicó particularmente en la provincia de Santa Fe un amplio debate que derivó en una media sanción votada por unanimidad hace cuatro meses, sobre la base de un proyecto que impulsó el diputado socialista Joaquín Blanco (ver aparte). La iniciativa incluía una serie de ítems específicos destinados a dar prioridad en la góndola a productos elaborados en la provincia de Santa Fe.

Consultado sobre si la iniciativa del Ejecutivo colisiona o neutraliza el proyecto de Blanco, Aviano interpretó que “lo complementa”. “Son proyectos complementarios -consideró-, en el sentido de que las pautas y cuestiones incluidas en el proyecto votado en Diputados, van a ser tenidas en cuenta en la reglamentación de la ley”. En la práctica, esto haría que el proyecto de Blanco prácticamente termine siendo absorbido por el mensaje del Ejecutivo.

“Inexplicable”

 La decisión del Ejecutivo generó malestar en la oposición parlamentaria. Blanco, a través de las redes sociales, expresó su disgusto. “Sinceramente es difícil de comprender la actitud del gobernador de negar los avances realizados, y retrasar esta Ley que cuida el bolsillo de la ciudadanía y genera empleo local. Estamos para aportar soluciones, sobre la base del respeto entre oficialismo y oposición”, escribió.

El legislador acotó que “la media sanción de diputados es fruto de un año de trabajo que incluyó reuniones con entidades del sector, opiniones de la ciudadanía y avances en consensos políticos; y propone sobre la base de la ley nacional, condiciones para cuidar y favorecer a las pymes locales”. A su criterio, se trata de una situación “inexplicable”, teniendo en cuenta que la ley había sido votada por unanimidad”. “Pasamos de eso a sólo ‘adherir’ a la Ley Nacional, negando los acuerdos entre los diferentes bloques de Diputados”, concluyó.