Un oficial de la policía santafesina, que desde hace cinco años realiza cruzadas solidarias en Rosario, destina el dinero de sus adicionales salariales para asistir con alimentos a 250 familias humildes de la ciudad desde que comenzó la pandemia.

Se trata de Ismael Guassardo (40), un oficial de la Comisaría Sub 22 del barrio Fisherton Industrial, que depende de la Unidad Regional II, que trabaja en la fuerza provincial hace 22 años y es padre de tres hijos.

Tras conocerse públicamente hoy la acción solidaria que realiza Guassardo, que además preside una ONG y tiene un programa en una Radio FM del barrio, los rosarinos comenzaron a llamar a los canales de televisión para ayudarlo.

El oficial viene trabajando desde hace cinco años en cruzadas solidarias, pero desde que comenzó la pandemia por el coronavirus, no dudó en destinar el dinero de los adicionales que gana en la fuerza, para la compra de alimentos para gente necesitada.

“Ahora por la pandemia estoy desbordado. Mis adicionales ya no alcanzan para darle de comer a tantas personas. Por ahora los martes y miércoles a las 17 estamos entregando la copa de leche y galletitas”, dijo Guassardo a Télam.

El oficila precisó que los viernes, a las 19 horas, ofrece una cena y cuando puede, “un refuerzo al mediodía con un almuerzo”.

Por esa razón, el policía pidió ayuda a la gente y las empresas, para que colaboren con la donación de bolsones de alimentos no perecederos, carne y leche en polvo.

La acción solidaria alcanza a 250 familias humildes de los barrios Fisherton Industrial, Ludueña, Empalme Granero, Stella Maris y 7 de Septiembre.

“Pido colaboración a la gente porque ya no puedo sostener con mi bolsillo la compra de alimentos porque también tengo familia”, explicó Guassardo.

Al respecto, indicó que la única ayuda que recibe “es cada 15 días del Banco de Alimentos de Rosario, pero resulta insuficiente porque son muchas personas”, explicó.

“Es un orgullo vestir el uniforme de Policía, pero me gustan las tareas solidarias, estar en contacto con la gente, comprometerme con sus necesidades”, manifestó.

“Hay que tener empatía, y siempre estar dispuesto a dar una mano ante situaciones como las que hoy estamos viviendo en el país”, concluyó.