Luego de una asamblea realizada este miércoles a la tarde se decidió seguir con el cese de crédito laboral. La huelga llegará a 22 días este jueves. No hubo novedades de la deuda salarial ni envío de fondos nacionales. La semana próxima podrían realizar una movilización.

Los choferes del transporte urbano e interurbano nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario decidieron mantener el paro iniciado el 2 de julio pasado, al no tener novedades en el pago de sueldos atrasados. De esta manera, la huelga alcanzará los 22 días consecutivos este jueves y no hay indicios de una pronta solución del problema.

“No estamos acá para batir récord de huelgas, queremos que los trabajadores y sus familias cobren el salarioQueremos que el sistema funcione pero no están dadas las condiciones”, dijo este miércoles Sergio Copello, secretario general de la UTA Rosario en una conferencia de prensa al término de la asamblea de choferes que decidió continuar con el cese del crédito laboral a la espera del depósito de los sueldos de junio.

El dirigente gremial añadió que a Rosario “no llegó ningún subsidio nacional” y ahora se espera que el gobierno central “destrabe fondos del Ministerio de Economía”.

Sobre la huelga, Copello dijo: “Debemos cobrar junio para sentarnos a buscar una estabilidad para los próximos meses” y reconoció que con el “intendente (Pablo Javkin) hay diálogo todos los días”.

“La buena intención del intendente se termina cuando no hay dinero para pagar los salarios”, expresó el secretario general de la UTA Rosario.

Finalmente, consultado sobre la posibilidad de una movilización en la ciudad, dijo que hasta ahora se había postergado por la emergencia sanitaria por coronavirus aunque no lo descartó para la semana próxima si no hay novedades del pago en los próximos días.

Los choferes del transporte urbano e interurbano iniciaron la huelga el primer minuto del jueves 2 de julio en reclamo del pago de salarios de junio y aguinaldo.

La UTA Rosario ya habían realizado un paro entre el viernes 19 y el lunes 22 de junio por la demora en el pago de los salarios de mayo.

En tanto, el mes anterior habían realizado una huelga más extensa, de 23 días, por la falta de pago de los sueldos de abril.