En la jornada del pasado martes representantes de la agrupación SOS Caballos recibieron un llamado de una vecina de Santo Tomé dando cuenta de que un grupo de efectivos de la Policía Comunitaria habían detenido un carro debido al mal estado que presentaba el animal y lo estaban trasladando a la sede de la Comisaría N°12. Inmediatamente, los rescatistas de la organización se dirigieron a dicha dependencia donde dieron con el carro.

El personal policial informó que había sido comisionados por el 911 y al llegar al lugar notaron que era una yegua muy sudada y agitada. También les llamó la atención que el animal buscaba echarse, por lo que procedieron al traslado para que sea revisada por el veterinario policial. Al llegar a la Comisaría, la yegua se desplomó en el piso, exhausta.  Momentos después, se hizo presente el veterinario policial Dr. Hugo Paulazzo quien constató el mal estado del animal y realizó el informe correspondiente el cual fue comunicado al fiscal de turno Dr. Szeifert que determinó que el equino sea entregado a la asociación proteccionista.

SOS Caballos informó que Calandria es una yegua de aproximadamente 12 años que presenta mal estado general, bajo peso, deshidratación, sudoración profusa, fatiga crónica, dolor lumbar profundo a la palpación, heridas por mal uso de los aperos del carro, cascos mal desvasados, patológicos y desgastados por el arrastre,  hipotensión con sensorio deprimido y ruido de chapoteo cardíaco con soplo audible a la auscultación compatible con patología cardíaca grave. Calandria ya se encuentra en el predio de la institución, más precisamente en el box de internación siendo controlada muy de cerca por su equipo. Se le harán más estudios para evaluar la severidad de la patología, pero su pronóstico es reservado para la vida.

Desde la agrupación expresaron que se trata de otro caso de maltrato animal en Santo Tomé, donde el estado de la yegua que traccionaba el carro es deplorable. Cada vez son más las denuncias que SOS Caballos recibe desde nuestra ciudad, porque no solo que aumenta a diario la cantidad de carros, sino que también llama poderosamente la atención el pésimo estado de los caballos utilizados para la tracción a sangre. Con este panorama, desde la ONG solicitaron respuestas públicamente a la Intendenta Daniela Qüesta. Del mismo modo, la agrupación agradeció muy especialmente al personal de la Policía Comunitaria por su correcto proceder al trasladar la yegua a la comisaría. También agradecieron a la persona denunciante, vecinas, personal policial de la Comisaría 12 de Santo Tomé, veterinario policial Dr. Paulazzo y fiscal Dr. Szeifert por su excelente predisposición.