Es el de Oroño y Urquiza, desde donde trasladaron a un hombre que dio positivo. Se espera una contraprueba del paciente, que sigue aislado junto a su mujer.

Todos los tests de coronavirus realizados en un geriátrico de Rosario desde donde trasladaron a un hombre enfermo dieron negativo y no hay certezas del origen de dicho contagio.

La titular de la residencia para adultos Años felices (Oroño y Urquiza), Marcela Robledo, aseguró que se hisoparon a 24 miembros del personal y a 5 residentes y ninguno arrojó covid-19, para tranquilidad también de todos los familiares.

“Estamos a la espera del Cemar de los hisopados de esos dos abuelos”, dijo la mujer en referencia al hombre contagiado y a su mujer, que quedaron aislados luego de que el paciente fuera trasladado a otro geriátrico de Mitre y San Luis.

Se busca así confirmar si efectivamente se trata de casos positivos de coronavirus y en ese caso, intentar establecer el origen del contagio ya que no se sabe por ahora cuál pudo haber sido.

“Los geriátricos estamos trabajando bien, a conciencia”, sostuvo Robledo, y agregó que en su establecimiento “no había ningún abuelo con ningún síntoma”, lo que aporta mayor misterio al caso detectado cuando el hombre fue llevado al otro asilo con su esposa.

Por el caso se activó el protocolo de prevención y contención en los dos lugares y al menos uno ya descartó un brote interno de la enfermedad.