El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pidió hoy a la sociedad que se cuide para evitar contagios de coronavirus. “Estamos en lo peor de la pandemia en el mundo”, aseguró el mandatario provincial al inaugurar un centro de atención primaria de la salud en Moreno.

“El que venda que pasó el coronavirus, miente. Para cuidarse, hay que guardarse y el Estado acompaña ese proceso con muchísimas medidas. En lo peor de la pandemia seguimos trabajando, inaugurando centros de salud, incorporando insumos de protección, camas y respiradores, porque siempre estamos del lado de los trabajadores y del pueblo”, expuso el mandatario provincial.

Kicillof formuló esas declaraciones al participar de la inauguración del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) “6 de enero” en Moreno, junto a la intendenta de ese distrito, Mariel Fernández; los ministros de Salud provincial, Daniel Gollan, y de Desarrollo para la Comunidad, Andrés Larroque; y el ministro de Obras Públicas nacional, Gabriel Katopodis.

En ese marco, el gobernador destacó que por estos días “se está negociando una deuda externa, pero está también esta deuda, la del acceso a la salud para miles de bonaerenses” y evaluó que si bien “no se discute en la prensa internacional, es una deuda tangible y mucho más importante”.

Kicillof consideró que la oferta de canje de deuda formulada por el gobierno nacional “representa lo máximo que se puede pagar sin poner en riesgo la vida, el trabajo y el bienestar de millones de argentinos” y puso de relieve que se están destinando los recursos “a resolver esta deuda, que es prioritaria”.

“Decidimos en vez de congraciarnos y hacer buena letra, ponernos a resolver esta deuda, la más urgente. A nosotros no nos votan en Wall Street, sino acá en el barrio”, opinó. También dijo que durante los pasados cuatro años “se le desordenó la vida a la gente” y que el CAPS viene a saldar una deuda con los vecinos.

“Si queremos cumplir con las premisas de nuestro movimiento político, con las leyes y la Constitución para garantizar derechos, a lugares como este si no viene el Estado no viene nadie”, evaluó Kicillof y señaló que Juntos por el Cambio dejó “no sólo una deuda multimillonaria en dólares que es impagable” sino ese centro de salud “sin terminar y con deudas con los proveedores”.