El protocolo para el retorno a las aulas en el sistema educativo de Neuquén, denominado Camino a la Escuela, fue presentado hoy por el Gobierno de esa provincia, aunque sin fecha de inicio en el marco de la pandemia por coronavirus.

El gobernador, Omar Gutiérrez, junto a las ministras de Educación, Cristina Storioni, y de Salud, Andrea Peve, dijo en conferencia de prensa que “el dispositivo es una herramienta que forma parte de la revinculación de la escuela con la comunidad educativa”.

“El regreso a clases será escalonado y gradual”, indicó, y justificó la presentación del protocolo Camino a la Escuela para “generar los debates respectivos con toda la comunidad educativa”.

El gobernador neuquino aseguró que “es necesario perder el temor e incorporar los nuevos hábitos y costumbres, no será la misma escuela, sino que tendrá una nueva formalidad”.

Destacó que “los niños y niñas tienen mucho para decir de lo que han aprendido; ellos no pueden ver a sus amigos, han sufrido por no ver a un familiar, tal vez la pérdida de una persona cercana, también han aprendido a convivir las 24 horas con su grupo familiar, por eso les pedimos que los dejemos expresar con total libertad en la vuelta a la escuela”.

Anticipó que “no hay intención de trasladar el ciclo a enero o febrero porque también hay que priorizar las actividades turísticas y no queremos recargar a las familias”.

En tanto, la ministra de Educación, Cristina Storioni, precisó que “el dispositivo contempla el estado sanitario de cada localidad para planificar los protocolos en cada territorio, por lo que hemos decidido organizar la provincia por microrregiones para la aplicación de políticas públicas”.

El regreso a clases será con horarios reducidos, ingresos y salidas escalonadas; espacios priorizados por aulas y espacios abiertos como los patios al aire libre.

La ministra destacó que “una alternativa podría ser la de clases presenciales en aulas que no superen los 15 alumnos, en convivencia con un sistema dual y por proyectos educativos”.

Storioni confirmó que “se garantizará la provisión de elementos necesarios para garantizar la seguridad sanitaria y de prevención, como el uso del termómetro” y que habrá capacitación en los protocolos a docentes y auxiliares de servicio.

También anunció que “las evaluaciones no serán numéricas sino formativas, se indicará qué y cómo se produjeron los aprendizajes escolares para tener un panorama hacia el regreso a clases”.