Los fiscales de la investigación por asociación ilícita, extorsiones, juego clandestino y el crimen del casino City Center brindaron una conferencia de prensa este viernes. “Los Monos no repiten las lógicas (delictivas) de 2013”, aseveró el fiscal Luis Schiappa Pietra.

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra brindaron una conferencia de prensa tras la imputación llevada a cabo este jueves contra cinco miembros de una banda dedicados al juego clandestino y extorsiones. Afirmaron que al Ministerio Público de la Acusación ingresan dos denuncias por extorsiones por semana y agregaron que es “una investigación larga”. “Los Monos no repiten las lógicas (delictivas) de 2013”, aseveró Schiappa Pietra.

Edery y Schiappa Pietra informaron que este jueves se imputaron a cinco personas –hay seis prófugos, entre ellos Mariano Ruiz, condenado miembro de Los Monos en 2015 en un juicio abreviado– por asociación ilícita, juego clandestino y extorsiones. A uno de ellos, Otniel Almonte De León, lo acusaron además de ser el autor material del crimen del casino City Center. Ese sicario, de nacionalidad dominicana, ya estaba preso por haber matado de varios tiros en la cabeza al suboficial de la Policía de Investigaciones Cristian Ezequiel Ibarra el 22 de julio pasado en Larralde y Dean Funes. Por ese homicidio fue condenado Ariel Maximiliano “Chanchón” Cantero, hijo de Máximo Ariel “Viejo” Cantero.

Fiscales investigan una filtración interna hacia Los Monos

Con respecto a la banda, Edery explicó que el organizador de la banda es Maximiliano “Cachete” Díaz, preso e imputado ya por la planificación del crimen del casino. “El resto cumplía roles: buscar dinero, protección policial y tirar tiros”, agregó.

Sobre las extorsiones dijo que se hacían “con muchas modalidades. A veces dejan notas exigiendo el pago de dinero, caso contrario baleaban. En otras directamente se presentaban en el comercio a exigir dinero. Invocaban a (Ariel Máximo) Guille Cantero. En realidad, algunos tienen vínculo directo con él, no todos”.

El fiscal Matías Edery. (Foto: Alan Monzón/Rosario3)

 

Se presentan dos denuncias así por semana. Debe haber unas 20 extorsiones (para imputar). En esta audiencia se imputaron seis hechos”, concluyó el fiscal.