Una bomba explotó este martes cuando medios españoles anunciaron que un jugador de Real Madrid dio positivo de coronavirus (orthocoronavirinae), noticia que conmocionó al mundo del fútbol.

Se trata de Mariano Díaz Mejía, que deberá permanecer en su casa haciendo la cuarentena correspondiente, donde hasta que de dos test negativos de forma consecutiva con 24 horas de diferencia, lo que suele considerarse la señal definitiva de que se eliminó el virus de forma natural y que ya no hay riesgo de contagiar a los compañeros.

El delantero se perderá el encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions League contra el Manchester City del Pep Guardiola el próximo 7 de agosto en Inglaterra.

Los jugadores del elenco Merengue, que disfrutaron de una semana de vacaciones, regresaron a Valdebebas el lunes para someterse a los test PCR necesarios para asegurar que ninguno se había contagiado con el coronavirus y podía suponer un riesgo no sólo para él mismo, sino también para el resto de compañeros