Ocurrió en la tarde del martes. En ambos ilícitos, había amenazado a las empleadas con arma blanca.

Durante la tarde/noche del martes, efectivos de la policía motorizada detuvieron a un joven de 30 años que había ingresado a robar en dos panaderías Balear, en menos de una hora.

El primer ilícito ocurrió a las 18:53, en el local de 9 de julio e Irigoyen Freyre (pleno centro) y el otro, 45 minutos después, en el local de JJ Paso y San Lorenzo. En ambos asaltos, utilizó un arma blanca, con la cual amenazó a las empleadas.

Para identificarlo, fue clave el registro de la cámara de seguridad.

El fiscal Estanislao Giavedoni ordenó que quede aprehendido y sea identificado por la causa de “robo calificado reiterado”.