En operativos realizados entre los últimos viernes y sábado, la Secretaría de Control y Convivencia municipal constató diversas irregularidades vinculadas a la normativa sanitaria vigente. También se registraron otras faltas, como venta de alcohol fuera de horario y habilitación vencida.

Cinco comercios fueron clausurados entre el último viernes y sábado en Rosario por la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario por incumplir con las medidas preventivas vinculadas al coronavirus. Además, se registraron faltas en otros establecimientos por diversas irregularidades.

Durante el último viernes, se efectuaron clausuras en tres bares, uno de ellos, ubicado en Belgrano al 700, carecía de habilitación municipal incumplía con los protocolos sanitarios y funcionaba fuera del horario permitido, se detalla en el parte de la Secretaría. Un segundo establecimiento, ubicado en Dorrego al 1300, tampoco contaba con los protocolos.

El tercero, en San Martín al 4500, estaba abierto fuera del horario permitido cuando llegaron los inspectores.

En la misma jornada se clausuró una fiambrería y una vinoteca en Mendoza al 1700 por carecer de protocolos sanitarios. Como el comercio violó la disposición, fue nuevamente sancionado, detalla el parte de la dependencia municipal a cargo de Carolina Labayru.

Por su parte, el último sábado se concretó una clausura preventiva de un bar en San Martín al 4800 que no cumplía con el citada protocolo y la habilitación municipal estaba vencida.

En el marco de las fiscalizaciones, se labraron actas por diversos incumplimientos, como por ejemplo, el caso de un minimercado en San Martín al 3100 que vendía alcohol fuera del horario permitido.

Estas faltas serán elevadas al Tribunal de Faltas municipal que determinará las sanciones correspondientes.