El esperado cónclave, que encabezarán Ginés González García y Claudio Tapia, se pasó una hora y arrancará a las 17. A priori, la intención del Gobierno es que todos los equipos de Primera División (más Tigre) vuelvan el lunes 17, sin excepción para los de la Libertadores.

La posibilidad de que los clubes de fútbol argentino puedan retomar los entrenamientos en un corto plazo y luego de casi cinco meses de parate a raíz de la pandemia de coronavirus, comenzará a definirse en una reunión que mantendrán hoy autoridades nacionales y el titular de la AFA, Claudio Chiqui Tapia.

Del encuentro, que iba a arrancar a las 16 y se pasó para las 17, participarán el ministro de Salud, Ginés González García; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens. En tanto la AFA estará representada por Tapia, el tesorero Pablo Toviggino y el secretario general, cargo que desempeña el presidente de Racing, Víctor Blanco.

El eje central de la conversación será la aprobación de los protocolos sanitarios con los cuales se buscará avanzar en pos del retorno a las prácticas en el fútbol argentino. La idea era que primero lo hicieran los cinco equipos que participan en la Copa Libertadores y, una semana después, del resto de los clubes de la Liga Profesional de Fútbol, pero el Gobierno no quiere que entrene nadie hasta que termine la actual fase de cuarentena en el AMBA, el domingo 16.

“La intención de todos es que vuelvan las prácticas, pero hay que ser cautos. Tenemos que tomar los cuidados necesarios para avanzar cumpliendo con los protocolos y cualquier decisión que se tome debe hacerse con mucha responsabilidad”, adelantó el funcionario del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli, en declaraciones a los medios de prensa.

Según trascendió, en el protocolo para el regreso se debe realizar un primer test 72 horas antes de comenzar la primera jornada de entrenamientos, con un análisis PCR y un hisopado para detectar posibles casos de coronavirus.

Y después, en ese primer día de prácticas, tal como lo estableció la Comisión Médica de AFA, se realizará el segundo test, que se repetirá semanalmente a cada plantel y que alcanzará a un promedio de 60 personas entre futbolistas, cuerpos técnicos y auxiliares. Si un jugador da positivo, no podrá realizar ninguna actividad futbolística y deberá seguir las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Salud.