Lo ocurrido en la capital del Líbano es comparable a las bombas nucleares lanzadas por Estados Unidos sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Mientras el gobierno del Líbano movilizó al ejército para patrullar las zonas más afectadas por la explosión de este martes en la capital, que dejó un tendal de víctimas y enormes daños, el gobernador de Beirut comparó lo ocurrido en la tarde de este martes con las explosiones atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

El propio gobernador Philip Boulos, visiblemente afectado por la catástrofe que acababa de sufrir la ciudad, señaló que lo ocurrido en la capital del Líbano es “un desastre parecido a Hiroshima y Nagasaki”, en relación a las bombas lanzadas por Estados Unidos sobre esas dos ciudades de Japón en el final de la Segunda Guerra Mundial.

Justamente, el horror causado por esas bombas se recuerda en estos días, ya que el jueves 6 de agosto se cumplen 75 años de la explosión en Hiroshima.

Mientras los hospitales recibían cientos de heridos y el gobierno libanés trataba de investigar las causas de las dos potentes detonaciones que se sintieron en gran parte de la ciudad, el presidente del país, Michel Aoun, ordenó a las Fuerzas Armadas que realicen patrullas en las zonas más afectadas por la gran explosión que sacudió este martes Beirut y que ha dejado muertos, innumerables heridos y graves daños materiales.

La presidencia del Líbano informó en Twitter que el jefe de Estado ha pedido al Ejército que trabaje para “tratar las consecuencias de la gran explosión” y “realizar patrullas en las zonas del desastre para mantener la seguridad”.

A la vez, Aoun pidió al Ministerio de Salud ofrecer tratamiento gratuito a los heridos, además de dar cobijo a todas las personas cuyos hogares se han visto afectados por la explosión.

Según imágenes difundidas en las redes sociales y por medios de comunicación libaneses, la deflagración destrozó comercios y viviendas en varias áreas de la capital próximas al puerto. La explosión habría sido dentro de un almacén de material explosivo a media tarde local.

El gobernador de Beirut, Marwan Aboud Fuyi, dijo a la cadena de televisión local LBC que la mitad del municipio ha sufrido “daños grandes”, sin ofrecer más detalles.

La deflagración tuvo lugar en un almacén de material explosivo del puerto, después de que se produjera un incendio en los silos de trigo ubicados en estas instalaciones, según la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN)

El presidente convocó además a una “reunión urgente” del Consejo Superior de Defensa.