Este miércoles llegó la primera instancia de eliminación en Cantando 2020. Apenas comenzado el programa, los conductores Laurita Fernández y Ángel De Brito anunciaron que será el público el encargado de salvar a sus favoritos y de eliminar una pareja.

Una de las grandes incógnitas de la noche era si Moria Casán estaría presente, luego de haber amenazado el martes con renunciar a su puesto en el jurado, enfurecida con Laurita y la producción por no dejarla explayarse en sus devoluciones. “Se va. Se queda. Se va. Se queda”, la presentó Fernández, dando por finalizada la incógnita: finalmente, la exvedette se decidió a seguir ocupando su histórica silla.

Entonces, sí, llegó el momento de revelar el voto secreto de Casán y dejar en claro, así, cuáles eran las parejas que quedaban sentenciadas y debían batirse a duelo. Con quienes estaban en la zona de riesgo en el piso y los demás en sus casas se dio conocer quiénes consiguieron menos de 24 puntos y quedaron en esa peligrosa instancia: Esmeralda Mitre y Nell Valenti, Lizardo Ponce y Lucía Villar, Agustín Sierra e Inbal Comedi, Karina Jelinek y Manu Victoria, y Melina Lezcano y Juan Pérsico.

Luego del duelo, llegó el momento de conocer a los primeros salvados. Esa decisión estuvo a cargo del jurado, compuesto por Casán, Pepito Cibrián, Karina “La Princesita” y Nacha Guevara, que debido a las medidas impuestas por la pandemia de coronavirus mantuvieron una conversación con micrófonos y auriculares sin abandonar sus lugares.

“Notamos que en todos hubo un compromiso importante, porque trabajaron con los tips que les dimos. Casi todos mejoraron, pero algunos perdieron energía. A Lizardo, por ejemplo, lo vi desarmado, como si le hubiera pasado un camión por encima”, explicó Casán, y reveló que, de manera “casi unánime”, decidieron salvar a Esmeralda Mitre. “Hubo progreso y cambio. Esmeralda estuvo mucho más a tierra”, agregó Nacha.

“Les quiero agradecer a Laflia y a Marcelo Tinelli especialmente que nos den trabajo a todos, los participantes, los camarógrafos y a todos, no como la Asociación Argentina de Actores que no tomó conciencia”, expresó la actriz. La segunda pareja salvada, de manera unánime, fue la de Jelinek y Victoria. Luego, por fallo dividido, salvaron a Sierra y Comedi. Entonces, Lezcano y Ponce quedaron a instancias del voto de la gente.

Y entonces sí, por decisión del público -que pudo votar de manera gratuita- se reveló que, con el 68 por ciento de los votos, quien seguía en carrera es el mediático Lizardo Ponce.