“Nos están matando”, el fuerte reclamo por ayuda económica de las maestras jardineras. Montaron una carpa en la plaza San Martín y se vistieron de negro para visibilizar la situación que atraviesan.

Las maestras jardineras de instituciones particulares montaron una carpa en la plaza San Martín y se vistieron de negro en señal de luto para visibilizar la situación que atraviesan desde que comenzó la pandemia por coronavirus. Insistieron en mayor compromiso del Estado al advertir que están a punto de desaparecer.

Se trata de uno de los sectores más perjudicados por el flagelo y los últimos que retomarán la actividad, puesto que los niños pequeños serán los últimos en volver a sus actividades en el marco de las disposiciones gubernamentales para evitar los contagios de la enfermedad .

Según precisaron, hay establecimientos que recibieron la ayuda económica del Estado, mientras hay otros que aún no han podido cobrar la primera entrega. “Necesitamos manifestarnos de esta manera y de este modo porque nos están matando y nuestras instituciones están desapareciendo”, aseguró Patricia, una de las docentes.

“Estamos transitando un luto y una sensación de tristeza, por eso montamos la carpa negra y nos vestimos de negro, para manifestar por los reclamos de siempre”, indicó la docente en medio de la protesta frente a la sede local de Gobernación.

Según indicó, “un jardín necesita mucho más que ese monto máximo de 50 mil pesos que entrega el gobierno para poder cubrir sus gastos. No alcanza para mucho y así nuestro destino es muy incierto”.

La carpa está instalada en la plaza San Martín, frente a la sede de Gobernación para visibilizar el malestar e incertidumbre que atraviesa el sector. “No tenemos ninguna novedad por parte de las autoridades, al tiempo que estamos pidiendo un protocolo acorde para poder volver cuanto antes. Nuestra situación es desesperante y esperamos tener pronto alguna respuesta porque así no podemos continuar”.