La concejala Jorgelina Mudallel presentó el proyecto que propone la creación en la ciudad de Santa Fe de una línea telefónica exclusiva para recepción de situaciones de violencias por motivos de género.

Desde su banca en el Concejo señala que “los actos violentos contra las mujeres no cesan, alcanza con mirar los titulares de un diario o portal informativo para reconocer que es un tema presente en la sociedad santafesina”.

En Argentina las cifras oficiales publicadas por la oficina de la mujer de la Corte Suprema de la Nación datan 278 victimas de femicidios durante 2019, y las proyecciones para 2020 no son menos preocupantes. Los guarismos del observatorio de las violencias de género “Ahora que sí nos ven” informaron 117 femicidios en el primer cuatrimestre, de continuar con este promedio serían 351 las víctimas este año, significando un incremento del 26% en relación al anterior.

“Existe una clara necesidad de abordar la problemática de forma exclusiva” expresa Jorgelina, y nosotros “como representantes políticos debemos buscar mecanismos eficientes para accionar sobre ella”.

Quienes atraviesan estas situaciones y tienen el valor de realizar una llamada deben tener un trato especial a la hora de ser escuchadas, no es positivo que la comunicación sea al mismo número telefónico donde se tratan diversas problemáticas de la Ciudad, como pueden ser un bache sin arreglar, la acumulación de agua en una esquina o la rama de árbol a punto de caerse. Un correcto abordaje desde el municipio no debe transformar denuncias de situaciones violentas o pedidos de ayuda en una opción más de su conmutador.

“Poseer un número exclusivo va a posibilitar un mejor abordaje de las situaciones que se reciban” explica la edila peronista que en su iniciativa legislativa especifica que: “la línea deberá ser atendida por operadores capacitados en perspectiva de género y/o equipos interdisciplinarios, compuestos por profesionales de áreas de Psicología, Trabajo Social, Abogacía y otras afines, especializados en la temática mencionada” y que el protocolo de atención “deberá contemplar todos los tipos y modalidades de violencia descriptos en la ley: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica, política, doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática y en el espacio público”.

El Proyecto cuenta con preferencia de tratamiento para la próxima sesión del Concejo y Mudallel confía que contará con el apoyo de sus pares, especialmente con el de colegas que han manifestado mucho interés en esta problemática, “el triste promedio en 2020 de una muerte cada 25 horas no admite divisiones partidarias ni oportunismos políticos”.